Actualizado 11/05/2007 14:39:27 +00:00 CET

Los jóvenes consumen alcohol y drogas porque ahora están más accesibles y normalizadas en la sociedad

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El aumento del consumo de alcohol y otras drogas entre los jóvenes se ha extendido en España en los últimos años porque actualmente son más accesibles y están más normalizadas entre la sociedad, según explicó hoy la psicóloga María Inés López-Ibor en la presentación de su nuevo libro 'Drogas fuera, la mejor guía para evitar que los adolescentes las consuman', de la editorial Temas de Hoy.

En este sentido, esta experta destacó que la bajada de precios de algunas drogas, como el cannabis o la cocaína, hacen que para los adolescentes sea "más fácil consumirlas" además de que ahora su poder adquisitivo es mayor ya que "disponen de más dinero".

Del mismo modo, también afirmó que los jóvenes buscan "hacer lo que hacen sus amigos", ya que la adolescencia es una lucha interior entre el niño que es y el adulto que quiere llegar a ser. Por ello, los límites los empiezan a cuestionar entre los 12 y 13 años, consumiendo drogas por imitar a los amigos y "por hacer lo contrario de lo que se les dice en casa". Además su percepción de riesgo es baja, y si las nuevas sensaciones no las encuentran en otros ámbitos de ocio como el deporte "es fácil que prueben las drogas".

Para evitar esto, y aunque López-Ibor reconoció que "no existe una receta mágica", los padres deben formarse para saber transmitir a sus hijos la necesidad de cuidar su salud y de hacer ver las consecuencias y el riesgo de consumir drogas. A pesar de ello, la labor es "complicada" ya que "cuando ven que la cocaína es barata, piensan que entonces no será tan mala".

Esta experta recordó que existen muchos estudios publicados que evidencian que aquellos niños que fuman y consumen alcohol tienen más riesgo de consumir otras drogas, y que aquellos que beben y fuman más consumen más cocaína y marihuana. "Es muy raro que una persona que no ha empezado a fumar a los 20 años fume luego". Hay unos años de margen para conseguir que no fumen ni beban, por lo que hay que incidir en esas edades a través de otras propuestas de ocio.

En esta nueva publicación, hay una primera parte con un enfoque psicológico de los niños y trata de ser una "guía sencilla" con datos científicos pero sin profundizar. Del mismo modo, se explican los efectos y la historia de las principales drogas consumidas por los jóvenes en España, tanto las legalizadas como el tabaco o el alcohol.

Por su parte, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, recordó que la edad de inicio es cada vez menor, ya que los niños con una media de 12,3 años comienzan a consumir alcohol de manera esporádica en la Comunidad de Madrid.

Además, pidió que para mejorar la labor de los padres los medios de comunicación deben respetar el horario de especial protección de los menores en televisión, donde se emiten programas con contenidos que favorecen que "se convierta lo extraordinario en ordinario, incluido el consumo de drogas". "Los niños hacen lo que ven", añadió.