Las jornadas de Enfermería en Cuidados Paliativos pretenden visibilizar el trabajo enfermero "invisible"

Ancianos, cuidar, dependencia, soledad
PIXABAY / SABINEVANERP - Archivo
Publicado 07/03/2019 18:00:18CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las octavas Jornadas Nacionales de Enfermería en Cuidados Paliativos, organizadas por la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) y que se celebrarán en Mérida entre el 4 y el 5 de abril, pretenden ahondar en la importancia del trabajo enfermero y visibilizar el trabajo "invisible" que realizan.

"Queremos visibilizar nuestro trabajo enfermero invisible, allí donde los fármacos no llegan, como una conversación a las cuatro de la mañana de alguien que no puede dormir... Más allá de las técnicas, están esos otros cuidados que son difíciles de medir y difíciles de registrar, pero que son esenciales", ha explicado la presidenta del comité científico de la cita, Marisa de la Rica.

Bajo el lema 'Cuidados invisibles, cuidados imprescindibles', la organización quiere hacer alusión a "nuestra esencia, esas tareas que no se miden, pero que son necesarias", ha insistido el presidente de la Asociación Española de Enfermería de Cuidados Paliativos (AECPAL), Isidro García Salvador.

En este contexto, la enfermera y escritora Alicia Chamorro ahondará en la labor de su asociación 'Cuéntame algo que me reconforte', que se dedica a la confección de cuentos personalizados, en formato de audio-libros y libros ilustrados, para acompañar a familias en cuidados paliativos pediátricos.

"Quedan historias muy coloridas que luego acompañamos con un póster grande o un mural con la imagen del cuento, donde se aprecian claramente rasgos de las familias, además de ser cuentos musicados", ha explicado Alicia Chamorro.

"Resulta de verdad muy emocionante que una madre te diga: 'Es la primera vez que mi hijo se ríe en muchos días', o que salgan del quirófano cantando la canción con una energía que antes no tenían", ha agregado Chamorro, que se ha mostrado consciente también de que parte de este éxito se debe a un intenso trabajo de conocimiento previo de las familias, con una mención especial para los hermanos, a los que ha calificado "los grandes olvidados en los cuidados paliativos".

"Es muy importante involucrar a los hermanos en el proceso de contar la historia y de grabarla, porque ellos acaban siendo grandes damnificados; no expresan sus sentimientos, porque aprenden a proteger a los padres del sufrimiento que ven en casa y no quieren ser una carga; también se descolocan, ven que sus padres ya no están nunca juntos y pasan mucho tiempo con familia o amigos", ha agregado la experta.

Alicia Chamorro, ha agregado que "el hermano es el cómplice necesario de nuestras historias, en las que el protagonista no puede llegar sólo al final, detrás siempre hay personas que tienen que aparecer y que son necesarias".

FALTA DE FINANCIACIÓN

La experta, no obstante, ha denunciado que "el cuento es la excusa" para luchar contra la "falta de recursos y el abandono institucional en estos procesos de final de la vida o de enfermedades graves e irreversibles, porque, sin olvidar que tenemos el mejor sistema de salud, sólo el 16 por ciento de los niños reciben cuidados paliativos por parte de médicos y enfermeras y psicólogos con formación y dedicación completa en paliativos".

La cita acogerá dos paneles de expertos en los que se abordarán, en primer lugar, experiencias que demuestran cómo a través del arte, el humor, la música o la literatura los pacientes experimentan mejorías.

En segundo lugar, se tratará la importancia del duelo, "algo que en Enfermería nunca debemos olvidar, para saber identificar a tiempo el riesgo de duelo patológico tanto en Atención Primaria como en Especializada", ha matizado De la Rica.

Las jornadas también serán escenario del I Encuentro de Docentes, antes de concluir con otra relevante conferencia de clausura sobre La interculturalidad en el proceso de final de la vida.

"Un tema muy importante en un país como España, donde conviven diferentes culturas, cuyas diferencias son más evidentes en cómo morimos; las creencias religiosas pesan mucho en ese momento crucial, y lo importante es mantener el respeto del enfermo hasta el final", ha asegurado De la Rica.