Actualizado 29/04/2010 18:46 CET

Jiménez propone declarar 2012 Año Europeo del envejecimiento activo

Trinidad Jiménez
EP

LOGROÑO, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha propuesto que 2012 sea declarado 'Año Europeo del envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional', ya que la solidaridad entre generaciones "garantiza que los mayores envejezcan de una manera saludable y activa".

Jiménez realizó estas propuesta durante su intervención en la inauguración de la conferencia europea 'Envejecimiento activo y saludable', que se celebra en Logroño en el Palacio de Congresos y Auditorio de La Rioja, Riojafórum.

La ministra de Sanidad destacó que la Conferencia Europa se celebraba coincidiendo con el Día Europeo de la Solidaridad Intergeneracional. A continuación, resaltó los cambios que se están produciendo en la población europea y española, "gracias a los avances médicos y científicos, el bienestar económico y el desarrollo de las políticas sociales".

Estos cambios han supuesto un aumento de la esperanza de vida, que "conlleva importantes retos" que se afrontan con la adopción de medidas como la coordinación sociosanitaria, según apuntó Jiménez. Además, avanzó que por primera vez en nuestro país son más los mayores de 65 que los menores de 14 años. En Europa, en el año 2060, "sólo habrá dos ciudadanos en activo por cada persona jubilada, la mitad que ahora".

VACACIONES PARA MAYORES

Uno de los ejemplos de la actuación del Gobierno en el área de envejecimiento activo y saludable son los programas de turismo social: Vacaciones para Mayores y Termalismo Social, a los que esta temporada se ha unido el programa 'Juntos en Navidad', para mitigar la soledad de muchos mayores en estas fechas. Estos programas, gestionados a través del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), son muy apreciados por las personas mayores e inciden directamente en su bienestar y en su salud.

En la temporada 2009-2010, que ahora finaliza, 1.450.000 personas han participado de estos programas, en los que el Gobierno español invierte 169 millones de euros.

El objetivo principal de estos programas, explicó la ministra, es proporcionar a los mayores la posibilidad de disfrutar de turnos de vacaciones que mejoren su calidad de vida y, en el caso de los programas de Termalismo Social, facilitar su acceso a tratamientos en balnearios a precio reducido y previa prescripción facultativa. Además, se favorece la creación y el mantenimiento de empleo en el sector turístico durante la temporada baja, y se potencia la actividad económica en diversos sectores.

El modelo de turismo social español cumple ahora 25 años y se ha convertido en un ejemplo para Europa. Andorra y Portugal "han comenzado a aplicar estos programas, en colaboración con España, y Francia comenzará a implantarlo en breve", según avanzó Jiménez.