Sanidad activa un protocolo de actuación para las personas procedentes de Japón

Actualizado 18/03/2011 15:21:56 CET

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y el Consejo de Seguridad Nuclear han elaborado un protocolo para vigilancia de las personas que lleguen de Japón, y, asimismo, ha activado un número de información y atención (901400100) y una cuenta de correo para las consultas (oiac@mspsi.es).

El ministerio, que ha incluido en su web un apartado de respuestas a las preguntas más comunes sobre consecuencias de la crisis nuclear en Japón, explica que, teniendo en cuenta cada caso individual, se adoptarán las medidas pertinentes, aunque, "en principio, cabe esperar que todas esas personas puedan irse a su casa porque, según los datos disponibles, ningún español habría resultado severamente contaminado en el entorno de la central japonesa".

Asimismo, aclara, para tranquilizar a la población, que la radiactividad no se contagia, y recuerda que "todos los seres humanos estamos expuestos a unos pequeños niveles de radiación natural a diario". "Por tanto, sólo se pueden producir efectos negativos para la salud en aquellas personas que hayan tenido una exposición directa a cantidades significativas de radiación mayor de lo natural", advierte.

Asimismo, recuerda que en caso de formarse una nube radiactiva en Japón ésta no llegará a España ya que el país asiático se encuentra a más de 12.000 kilometros. Y, pone como ejemplo las dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki (Japón), durante la II Guerra Mundial, por las que no se registró ninguna nube radiactiva a España.

Además, "el viento dispersa la nube radiactiva. La dirección y velocidad del viento influyen en la distancia que la nube recorra, pero a su vez, a mayor distancia recorrida, mayor disolución de las partículas radiactivas y, por lo tanto, menor impacto radiactivo".

MÁS DE 879.000 CÁPSULAS.

En cuanto a la posibilidad de realizar algún otro dispositivo especial, desde el ministerio se informa que participa en el Grupo de seguimiento de la situación en Japón y trabaja de forma coordinada con las comunidades autónomas y con los organismos sanitarios internacional.

En cualquier caso, explica que el España tiene una reserva de tabletas yodo potásico--que evitan la absorción del yodo radiactivo emitido en un accidente nuclear y permite reducir el riesgo de cáncer de tiroides-- como dotación de los Planes de Emergencia Nuclear.

La disponibilidad de pastillas es actualmente de 862.339 cápsulas para adultos y 17.480 dosis infantiles. De ellas 112.479 cápsulas y 2.280 dosis infantiles están en 'stock' en la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y el resto distribuidas en las áreas del entorno de las centrales nucleares.