Actualizado 24/02/2020 13:02:50 +00:00 CET

Italia prevé reunirse con ministros de Salud de países vecinos para "compartir líneas de acción común"

24 February 2020, Italy, Milan: Tourists take sit while wearing surgical masks on the steps of the Duomo di Milano amid the outbreak of the coronavirus. Photo: Claudio Furlan/LaPresse via ZUMA Press/dpa
24 February 2020, Italy, Milan: Tourists take sit while wearing surgical masks on the steps of the Duomo di Milano amid the outbreak of the coronavirus. Photo: Claudio Furlan/LaPresse via ZUMA Press/dpa - Claudio Furlan/LaPresse via ZUMA / DPA

En muchas ciudades se han agotado tanto las mascarillas como los geles que se usan para la desinfección de las manos

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades italianas, que han extremado las medidas para frenar la expansión del coronavirus (Covid-19), han previsto reuniones bilaterales con los ministros de Salud de países vecinos, pero han excluido la posibilidad de implantar controles en fronterizos en los países del espacio Schengen.

Según ha indicado el departamento de la Protección Civil italiana, tras la reunión de urgencia entre el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, el ministro de Salud, Roberto Speranza, el ministro de Exteriores, Luigi di Maio, el jefe del departamento de protección civil del país, Angelo Borrelli y otras autoridades competentes, se ha decidido que imponer controles en las fronteras es una medida que "no garantizaría ninguna eficacia cautelar".

De otro lado, se ha propuesto una reunión de trabajo con los responsables de la cartera de sanidad de los países vecinos para "compartir líneas de acción común" para enfrentar el contagio del coronavirus.

En Italia un total de 224 personas han resultado positivo en el test del coronavirus que están concentradas en cinco regiones (Lombardía, Véneto, Emilia Romaña, Piamonte y Lazio). Entre ellos, los cinco muertos por coronavirus. El último que se suma al fallecimiento de un hombre de 84 años que estaba ingresado en un hospital de Bérgamo, es un anciano de 88 años, de Caselle Lanne, en Lombardía, que presentaba un cuadro con otras enfermedades y que falleció esta mañana.

Actualmente, más de 500 agentes de la Unidad de los Carabineros están patrullando las calles de la región de Lombardia y Veneto, los dos principales focos donde se piensa que se originó el virus. Por un lado, en la provincia de Lodi, en la región de Lombardía, la más afectada con 172 casos confirmados y que cuenta con cuatro víctimas mortales, se han organizado cerca de 35 puestos de bloqueo policial. Por otro, en la localidad de Vo' Euganeo, en la provincia de Padua (Región de Véneto), que también se encuentra en aislamiento total al ser la zona donde tuvo lugar la primera muerte por coronavirus, hay en torno a 8 puestos de bloqueo.

Desde el domingo por la tarde, en estas dos zonas rojas está vigente un decreto ley que impone a sus ciudadanos el aislamiento obligatorio, sin poder entrar o salir de dichos territorios, ni siquiera para hacer la compra. Además, las autoridades italianas han dispuesto también unas estrictas medidas de control que incluyen multas de 300 euros y hasta pena de cárcel de tres meses para todo aquel que viole estas disposiciones.

Cerca de 50.000 personas permanecen confinadas en los 12 municipios que se consideran los principales focos del contagio. Hasta el momento se han hecho más de 3.000 análisis y 50.000 personas han sido confinadas en 12 municipios que se consideran los principales focos del contagio. Además, el ministerio de Salud de Italia ha dispuesto que todas las personas que presenten un cuadro sintomatológico de gripe y crisis respiratoria aguda, deben someterse al texto para individuar si están contagiados por el coronavirus.

Italia es a día de hoy el tercer país del mundo con más contagios, después de China y Corea del Sur, lo que ha creado una gran alarma social que ha hecho que muchas personas del Norte del país se lancen a comprar de forma compulsiva bienes de primera necesidad, así como objeto para la prevención del virus. De hecho, en muchas ciudades se han agotado tanto las mascarillas como los geles que se usan para la desinfección de las manos. Los negociantes han aprovechado esta circunstancia de alta demanda para llegar incluso a duplicar el precio de estos productos.

En total hay 172 casos positivos en Lombardia; 26, en Véneto; 18, en Emilia Romaña; 4, en Piamonte y 3 en el Lazio, de lo que solo 99 continúan ingresados en el hospital. De esos, 23 continúan en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El resto -91- están siendo monitoreados desde un aislamiento en sus propias casas y no necesitan particular atención médica.