Investigadores secuencian el genoma del parásito causante de la tricomoniasis, una de las ETS más frecuentes

Actualizado 12/01/2007 13:00:05 CET

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un grupo internacional de investigadores dirigido por especialistas del Instituto para la Investigación Genómica de Estados Unidos han logrado secuenciar el genoma del parásito protozoario unicelular 'Trichomonas vaginalis', responsable de la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más frecuente sin contar con las de origen vírico, la tricomoniasis, que afecta básicamente a mujeres, según publica en su último número la revista 'Science'.

Asimismo, los científicos han realizado diversos estudios genómicos que pueden allanar el camino para el futuro desarrollo de nuevas formas de tratamiento, así como para la mejora de las terapias actualmente existentes para combatir la patología, que cada año presenta 170 millones de casos en todo el mundo.

"Ahora que tenemos el genoma de 'Trichomonas vaginalis' secuenciado y analizado, tenemos nuevas posibilidades para estudiar la biología de un organismo que sigue siendo ignorado como un problema de salud pública pese al alto número de casos en todo el mundo", explicó la directora del proyecto, Jane Carlton, que desarrolla su labor en el Departamento de Parasitología Médica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Según los investigadores, los primeros análisis demuestran que el microorganismo cuenta con mecanismos que le ayudan a ser resistentes a las terapias actuales. Además, la investigación idéntifica dianas para nuevos fármacos y técnicas diagnósticas, además de secuencias que pueden servir para realizar estudios epidemiológicos.

El genoma del 'Trichomonas vaginalis' es el más extenso encontrado nunca en un parásito eucariótico, una 'talla' que según los científicos ha podido otorgar al microorganismo una ventaja evolutiva a la hora de colonizar la vagina, paso previo y necesario para que la infección prospere en esta patología. Además, el mayor tamaño del parásito (relacionado con la gran extensión de su genoma) facilita también el consumo de las bacterias que necesita para progresar.