Investigadores piden aumentar los controles sobre la industria del alcohol

Actualizado 01/06/2011 12:47:21 CET

Denuncian que estas compañías financian investigaciones sesgadas sobre los beneficios de sus productos

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La influencia de la industria del alcohol en el ámbito sanitario necesita tanto control como el que se ejerce sobre las compañías farmacéuticas o las tabaqueras, sobre todo teniendo en cuenta la evidencia de la existencia de "sesgos" en las investigaciones financiadas, reivindicaciones de beneficios "sin evidencias" y la "inapropiada" promoción y marketing que realiza esta industria.

Así lo señala un editorial publicado esta semana en 'PLoS Medicine', donde se argumenta que las estadísticas sobre el problema del alcohol son "suficientemente preocupantes" pero, a su juicio, "lo que reclama más atención e investigación es la influencia de la industria del alcohol en las investigaciones sobre salud, las políticas de los gobiernos y la percepción pública de sus daños y beneficios.

En Reino Unido, por ejemplo, ha habido mordaces acusaciones contra el Gobierno por estar demasiado cercano a las posturas de la industria del alcohol, incluyendo su reciente invitación a representantes de la industria a influenciar las políticas de salud pública.

Esta decisión llevó a que organizaciones como la British Medical Association o el Royal College of Physicians retiraran su apoyo a una política sobre alcohol clave para las autoridades británicas.

Otro análisis han documentado una lista de fechorías cometidas por la industria del alcohol, entre las que figuran promocionar los beneficios de salud del alcohol y minimizar los daños; desviar la atención de los datos científicos que contradicen las "exageraciones de la industria" sobre estos beneficios o "evadir los controles de los gobiernos" sobre publicidad con nuevas estrategias para los jóvenes.

Según los autores de este editorial, "si este cuestionable comportamiento es reminiscencia de estrategias desarrolladas por las farmacéuticas, el tabaco y otras industrias para avanzar con sus planes, esto debería ser una llamada para despertarnos a todos".

"Si las soluciones pasan por endurecer la regulación sobre la publicidad y la promoción, prohibiendo los patrocinios deportivos, fijando unos precios mínimos, restringiendo el acceso, introduciendo etiquetas obligatorias sobre seguridad o haciendo que esta industria informe de los daños asociados a sus productos, existe una necesidad ahora de dirigir más atención e investigar sobre la industria del alcohol", concluyen.