Actualizado 28/12/2007 20:07:05 +00:00 CET

Investigadores españoles muestran en un estudio que operar la miopía con láser es seguro a largo plazo

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Universidad Miguel Hernández en Alicante y el Instituto Oftalmológico de Alicante que se publicará en enero en la revista 'American Journal of Ophthalmology' muestra que eliminar la miopía alta con láser es un método seguro y eficaz a largo plazo. El trabajo ha permitido conocer la eficacia de la técnica más utilizada en la corrección de miopías a nivel mundial cuando se aplica para corregir miopías elevadas.

Los investigadores estudiaron a pacientes con miopía alta diez años después de ser sometidos a cirugía con la técnica LASIK (queratomileusis asistida por láser) utilizada en la corrección de la miopía grave. En el caso de la miopía de leve a moderada, el método empleado suele ser la queratotomía fotorrefractiva.

Según explica Jorge L. Alió, coordinador del estudio, "os resultados son muy alentadores ya que hay que tener en cuenta que esta corrección refractiva implica el límite máximo de la aplicación de esta técnica. Este estudio nos ha permitido demostrar que, a pesar de los prejuicios sobre los límites de la técnica LASIK, los resultados son muy buenos a largo plazo".

Los autores del trabajo examinaron 196 ojos miopes de 118 pacientes que antes de someterse a la operación necesitaban una corrección de al menos 10 dioptrías para conseguir una visión adecuada.

Los resultados del trabajo indican que a los 10 años de la intervención la visión sin corrección llegaba al 77 por ciento de la visión que se tenía antes con gafas. Además, la visión con graduación mejoró un 10 por ciento con esta cirugía. El porcentaje de ojos con alta miopía que permaneció sin gafas durante el periodo de seguimiento fue del 42 por ciento.

"La técnica demostró ser segura en el largo plazo, pues sólo el uno por ciento de los ojos sufrió una pérdida de visión igual o superior al 20 por ciento debido a complicaciones relacionadas con la técnica", explica a Europa Press Juan José Pérez Santonja, coautor del trabajo.

Según señala Santonja, las principales limitaciones de la técnica que este estudio ha puesto de manifiesto son la pérdida parcial del efecto de la cirugía, que puede llegar hasta 2 dioptrías cuando han sido corregidas más de 10 dioptrías con la intervención, y una tasa de reoperaciones de alrededor del 25 por ciento. Estos inconvenientes no aparecen o son menores cuando se corrigen miopías inferiores a 10 dioptrías.

En la investigación, dirigida por Alió, Director médico del Instituto Oftalmológico de Alicante/Vissum y Catedrático de Oftalmología de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Alicante, además de Pérez Santonja han participado Orkun Muftuoglu, Dolores Ortiz, Alberto Artola, María José Ayala, María José García y Gracia Castro de Luna, todos ellos investigadores del Instituto Oftalmológico de Alicante.