Publicado 22/03/2021 11:16CET

Investigadores españoles detectan dos marcadores que pronostican la mala evolución del Covid-19

Archivo - Covid-19, coronavirus, UCI, hospital.
Archivo - Covid-19, coronavirus, UCI, hospital. - ISTOCK/TEMPURA - Archivo

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital de Monforte de Lemos (Lugo), entre los que se encuentra el doctor José López Castro, han observado, en n estudio en el que han participado 35 pacientes, que los pacientes de COVID, cuanto más graves están, más se elevan los marcadores del factor Von Willebrand y anticoagulante lúpico, por lo que ambos son de pronóstico de mala evolución de la enfermedad.

"En nuestra pequeña serie de 35 pacientes hospitalizados con neumonía grave por SARS-CoV-2 (20 varones, 51,7%) en el hospital de Monforte de Lemos y con una edad media de 76,7 años se determinaron en 17 de ellos al ingreso y de forma aleatoria los niveles de actividad de Factor de von Willebrand (vWF), siendo en el cien por cien de los casos superior a 200 por ciento (límite superior de la normalidad en nuestro laboratorio: 150%)", han explicado los expertos.

Además, se determinaron los niveles de anticoagulante lúpico (LA) siendo los valores medios de los pacientes que precisaron ventilación mecánica no invasiva (NIMV) 1,41 y 0,32 estadísticamente superiores, frente a 1,1 y 0,07 de los que sólo precisaron oxigenoterapia convencional.

Además del Factor Von Willebrand y otras moléculas tales como fibrinógeno o trombina, el anticoagulante lúpico LA y la Beta 2 glicoproteína (B2Gp) juegan un papel trascendental en la trombogénesis del SARS-CoV-2.

La otra consecuencia que se extrae es que los niveles elevados de anticoagulante lúpico LA están directamente relacionados con mayor riesgo de complicaciones protrombóticas, progresión a ventilación mecánica (MV) y una mala evolución clínica.

Ambos parámetros combinados serían una herramienta predictiva "muy útil" tanto para evaluar riesgo de ingreso hospitalario como para valorar qué pacientes podrán ser tributarios de ventilación mecánica o incluso el riesgo de mortalidad.

"La tercera consecuencia del estudio de estos parámetros es que podrían ser útiles para determinar cuáles de los pacientes que se recuperan de la fase clínica aguda de la enfermedad presentarán daño endotelial (capa que separa los tejidos de la sangre) crónico o permanente", han zanjado los investigadores.