Investigadores españoles descubren que los ataques al corazón que se producen por la mañana dañan más el corazón

Actualizado 28/04/2011 12:26:29 CET
corazón
HEIKENWAELDER HUGO

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) ha descubierto que los ataques al corazón que se producen por la mañana --entre las 06.00 horas y el mediodía-- tienen más probabilidades de generar un área de tejido muerto (necrosis) un 20 por ciento mayor que la que provocaría el mismo infarto a otra hora del día. Este hallazgo se publica en la edición impresa de 'Heart'.

Los expertos saben que el reloj biológico de una persona influye en varios procesos psicológico-cardiovasculares, incluida la incidencia de ataques al corazón, que tienen a producirse más en el momento en el que una persona se está despertando. No obstante, se conoce menos la repercusión del daño que genera.

Estos investigadores se fijaron como objetivo determinar el impacto que tiene el momento del día en el que se produce el infarto sobre el tamaño del área de tejido necrosado que aparece en los pacientes que sufren un tipo de ataque al causado por un periodo prolongado de obstrucción del riego sanguíneo, que genera daños irreversibles. Se le conoce como ataque al corazón STEMI.

Para llegar a esta conclusión, analizaron datos de un total de 811 pacientes que sufrieron este tipo de ataque, ingresados en la Unidad de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, entre los años 2003 y 2009. En ellos calcularon el tamaño de la necrosis local observando una enzima liberada en estos pacientes. El tiempo en el que los pacientes sufrieron el ataque fue dividido en cuatro periodos de seis horas dentro de los ritmos del reloj corporal de 24 horas.

Los pacientes con la mayor necrosis local se encontraban entre aquellos que sufrieron el ataque al corazón entre las 06.00 horas y el mediodía. Estas personas presentaban un nivel de enzimas un 21 por ciento mayor --indicador de que se ha dañado una mayor cantidad de tejido-- que aquellas que tuvieron el ataque al corazón entre las 18.00 horas y la medianoche.

La mayoría de los pacientes (269) sufrieron el ataque al corazón entre las 06.00 horas y el mediodía. Unos 240 pacientes tuvieron el infarto entre el mediodía y las 18.00 horas, otras 161 personas entre las 18.00 horas y la medianoche y 141 sujetos entre la medianoche y las 06.00 horas.

Los investigadores descubrieron también que los pacientes con un ataque al corazón STEMI que ha ocurrido en la pared anterior del corazón sufrían una necrosis mayor que los pacientes que tenían el ataque en otros puntos.

Los autores concluyen diciendo que, "si se confirman, estos resultados podrían tener un significativo impacto en la interpretación de los ensayos clínicos de las estrategias cardioprotectoras en ataques al corazón STEMI".