Una investigadora de La Paz dice que los avances en terapia celular curarán la próxima década Parkinson y Alzheimer

Actualizado 24/05/2007 20:47:05 CET
-

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

Los avances en terapia celular dentro de la medicina regenerativa que se logren en los próximos 10 años podrían curar enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer, según la doctora María Paz de Miguel, investigadora y jefe del Laboratorio de Ingeniería Celular de la Unidad de Investigación del Hospital Universitario La Paz, quien participó este miércoles en la I Jornada Biomed, unos encuentros organizados por la Fundación Garrigues y Sanitas.

Durante esta primera jornada, desarrollada en Madrid bajo el título 'Ingeniería celular: regeneración de órganos a partir de células madre', la doctora De Miguel se mostró "muy optimista en el uso de células madre para la regeneración de tejidos por su gran capacidad de auto renovación y potencialidad". No obstante, advirtió que todavía "queda mucho por investigar" en este campo.

Por su parte, el profesor de investigación del Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC, José Luis García López, recordó que mientras la utilización de células madre adultas "no se cuestiona", el uso de células madre embrionarias con fines terapéuticos "sigue dividiendo a la sociedad, pues algunos defienden que el embrión es un ser humano y otros que sólo puede ser considerado como tal desde el momento de su implantación".

Según García, la ausencia de regulación al respecto "puede contribuir también a la creación de paraísos de investigación, por lo que es mejor que cada país regule directamente el desarrollo de las diferentes terapias celulares".

En España ha habido diferentes leyes que han tratado de regular el desarrollo de la genoterapia y la ingeniería tisular, obligando a las empresas interesadas en trabajar en este sector a hacer frente a especiales exigencias. Un ejemplo de ello es la compañía Histocell, una de las dos únicas empresas que se dedican a la ingeniera tisular en nuestro país.

Begoña Castro, socia fundadora y directora científica de esta compañía, explicó que, desde su nacimiento en 2004, su empresa "se ha enfrentado a un buen número de barreras legales y de normativa hasta que empezamos desarrollar nuestra actividad, dos años después".

Algunos expertos vaticinan que dentro de cinco años las controvertidas células madre revolucionarán campos como el de la cirugía plástica y entrarán a formar parte de la práctica clínica habitual para regenerar músculos, huesos, piel y grasa. Sobre este aspecto, la doctora De Miguel prefirió ser conservadora e insistió en que "hay mucho que estudiar".