Publicado 17/03/2022 13:48

Internistas reivindican en el Senado la necesidad de aumentar las plazas MIR de esta especialidad

El presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), el doctor Jesús Díez Manglano, comparece en la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado.
El presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), el doctor Jesús Díez Manglano, comparece en la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado. - SEMI

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), el doctor Jesús Díez Manglano, ha reivindicado la necesidad de aumentar las plazas de Médico Interno Residente (MIR) de esta especialidad, dado que son médicos "plásticos y versátiles, con una visión global del paciente".

"Hay un gran problema de relevo de profesionales en la Medicina Interna. Primero, por el aumento de la esperanza de vida de la población; segundo, por el propio envejecimiento de los profesionales y, en tercer lugar, porque lamentablemente hay una parte de nuestros graduados que van a ejercer a otros países", ha contextualizado Díez Manglano durante su intervención en la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado de este jueves.

Por eso, insiste en que "hay que aumentar las plazas, especialmente de estas especialidades versátiles, que son la base del Sistema Nacional de Salud (SNS) y que permiten la transversalidad y el cambio de un área de asistencia a otra, como son la Medicina General y de Familia y la Medicina Interna", ha defendido.

"Creo que la Atención Primaria fuerte es fundamental para sostener nuestro SNS y que la Medicina Interna fuerte es fundamental para sostener nuestro sistema hospitalario", ha zanjado.

Según datos del Ministerio de Sanidad, los servicios de Medicina Interna atienden al 54 por ciento de los pacientes que son hospitalizados por infecciones en España, y al 95,3 por ciento si son mayores de 65 años.

Por todo ello, en relación a la posibilidad de crear nuevas especialidades, como la de Infecciosas, a juicio de SEMI, "esto supondría una mayor fragmentación y atomización del SNS que iría en detrimento de la necesaria visión global y abordaje integral del paciente", máxime en un contexto de incremento del envejecimiento poblacional, cronicidad, pluripatología y carga de comorbilidad".

"Esa fragmentación y atomización tiene poco sentido si, tal y como constatamos en nuestras consultas día a día, avanzamos hacia un perfil de paciente que precisa, cada vez más, de un abordaje global, holístico e integrador, en colaboración con el resto de especialidades y niveles asistenciales", ha remarcado el presidente de SEMI, tras analizar y realizar una comparativa sobre la situación de los servicios y facultativos en España y en el resto de países de Europa en los campos de la microbiología clínica y las enfermedades infecciosas.

Una opinión similar tienen sobre la creación de una especialidad de Medicina de Urgencias. "Lo importante es ser versátil y tener áreas de conocimiento transversales. Tanto las enfermedades infecciosas como las urgencias son áreas de conocimiento transversales: los pediatras hacen urgencias y atienden enfermedades infecciosas; al igual que los traumatólogos o cirujanos. Hay aspectos que son connaturales a todas las profesiones sanitarias y compartimentar esto es muy peligroso", ha zanjado.

Primero, explica, porque disminuye la versatilidad de los profesionales y, en segundo lugar, porque "puede generar conflictos de interés dentro de los propios profesionales". "Además, si desarrollamos la especialidad de urgencias, hospitalaria y extrahospitalaria, ¿podemos decirle a los médicos de primaria que están atendiendo en las zonas rurales que su sueldo va a estar mermado en un 35 por ciento?", reflexiona.

"Cuanto más parcelemos, más problemas vamos a tener", ha reiterado. "Somos partidarios de reconocer el conocimiento en estas áreas, pero como un área de capacitación específica que no parcele, sino que con la evolución del sistema pueda cambiar de un área a otra", añade.

MANEJO DE PACIENTES COVID Y POST-COVID

Asimismo, en su defensa de la especialidad ante el Senado, el presidente de la SEMI ha puesto de manifiesto que manejar a los pacientes Covid y Post-Covid va a ser "imposible" sin la Medicina Interna. "Pido que la valoren y que hagan esfuerzos para que se formen los especialistas más necesarios en nuestro sistema, con una visión holística, que son fundamentalmente los médicos de familia y los internistas", ha reclamado.

Precisamente, el doctor Díez Manglano ha puesto de manifiesto que la Medicina Interna, "como especialidad generalista, transversal y con visión global del paciente", ha ejercido un rol "clave" durante la pandemia, atendiendo al 80 por ciento de los pacientes con Covid-19 no críticos hospitalizados, además de su importante labor en la atención al paciente no Covid-19 "complejo, crónico, pluripatológico o con patologías de carácter sistémico", cuya atención, ha defendido, "urge retomar con celeridad" .

En cuanto al 'Long COVID' o Covid persistente y al nuevo desafío que supone para el conjunto del SNS, ha señalado que la Medicina Interna y los internistas están también desempeñando una importante labor con consultas específicas.

"El post-Covid es algo que afecta a una parte importante de las personas que han padecido la enfermedad con independencia de la gravedad, y esto requiere una buena investigación para hacer una buena asistencia, y de la participación de fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y profesionales de la salud mental", ha defendido.

Por ello, ha reiterado el compromiso de los médicos internistas con la investigación, poniendo como ejemplo el 'Registro SEMI-COVID-19', uno de los mayores repositorios de datos clínicos sobre el SARS-CoV-2 de Europa y del mundo, con participación de más de 700 investigadores de 137 hospitales, datos de más de 25.000 pacientes y con 41 publicaciones en revistas de impacto nacionales e internacionales sobre Covid-19.