Inspección de Trabajo investiga la presencia de amianto en el área infantil del Virgen del Rocío, según CSIF

Actualizado 07/10/2014 2:37:01 CET

La Inspección instó a la gerencia del centro a hacer modificaciones por la exposición a dicha sustancia de trabajadores y pacientes

SEVILLA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Inspección de Trabajo de Sevilla ha apoyado la denuncia de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Sevilla sobre la presencia de amianto en el área infantil del Hospital Virgen del Rocío de la capital, "requiriendo información a la gerencia del centro hospitalario por incumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales en la manipulación y almacenaje de materiales que contienen amianto en una sala de climatizadores del Hospital Infantil".

En un comunicado, el sindicato ha señalado que la inspección se realizó el pasado 11 de febrero, tras la denuncia de CSIF con fecha 30 de enero, y como se detalla en el requerimiento, se evidencia que en los trabajos realizados en una sala de climatizadores del Hospital Infantil no se han seguido las mínimas medidas de seguridad, habiéndose producido riesgo de exposición a dicha sustancia cancerígena.

Además de los trabajadores que pudieran estar afectados, por realizar los trabajos, la sala donde han estado almacenados los restos contaminantes se usa como vestuario del personal de mantenimiento de guardia y en dicha sala están los sistemas de climatización de toda la zona del Hospital de día de Oncohematología, Farmacia y Radiodiagnóstico del Hospital Infantil.

De esa forma, continúa el sindicato, la inspección de trabajo insta, en su requerimiento, a que el Hospital realice una serie de medidas correctoras de forma inmediata, independientemente de otras medidas que se consideren pertinentes con posterioridad a la investigación que está abierta.

El Sector de Sanidad de CSIF Sevilla comunicó por escrito estos hechos a la Dirección Gerencia del Centro, a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales y al Comité de Seguridad y Salud sin recibir ninguna respuesta a la fecha de hoy.

Desde CSIF Sevilla se ha pedido a la gerencia, independientemente de las medidas correctoras impuestas por la inspección, vigilancia de la salud para todos los trabajadores que pudieran haber estado expuestos, mediciones de concentración de fibras tanto en la sala donde se manipuló y almacenó el material contaminante, como en las estancias a las que suministran aire los climatizadores. También se pide la creación de un mapa de amianto del centro y la elaboración de un plan estratégico de sustitución de dichos elementos, estableciendo una fecha límite, así como la apertura de un expediente disciplinario para depurar responsabilidades entre los cargos con competencias en el área de mantenimiento y en el de prevención.

Para leer más