Inmaculada Echevarría será atendida hasta su muerte en el Hospital San Rafael de Granada

Actualizado 02/03/2007 14:27:27 CET

GRANADA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Inmaculada Echevarría, la mujer ingresada en el Hospital de San Rafael con distrofia muscular progresiva y que pide que se le desconecte del respirador que la mantiene con vida, seguirá siendo atendida hasta el final de su vida en este centro, lugar que ha sido su domicilio en estos últimos diez años, y asistida por su equipo médico habitual.

Así se desprende del comunicado hecho público hoy por la dirección del centro, que se reunió esta mañana con la del Hospital Universitario San Cecilio del SAS para estudiar las conclusiones del dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía (CCA), que concluye que el caso de la paciente es una limitación del esfuerzo terapéutico negativa no punible, lo que ha llevado a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía a determinar que garantizará el cumplimiento de la petición de la paciente.

En este sentido, ambas direcciones expresaron en el comunicado que velarán "de forma escrupulosa" por el respeto de los derechos de la paciente, el adecuado "cumplimiento de la totalidad de las garantías y requisitos" establecidos al respecto, y el "normal desarrollo del desempeño de los médicos" y demás profesionales que la asisten, asegurando una atención sanitaria plenamente adecuada a las necesidades de la paciente "tanto en sus aspectos técnicos como humanos".

Además, las direcciones de los dos centros, que aseguran ser conscientes de la repercusión social del caso de Echevarría, solicitaron "el máximo respeto a la dignidad e intimidad" de la paciente, así como al trabajo del equipo asistencial que la atiende.

Según puntualizaron, las actuaciones que a partir de ahora se lleven a cabo por los profesionales sanitarios a cargo de Echevarría deben encuadrarse en el más "estricto marco de la confidencialidad y privacidad" que corresponde a la relación entre médico y paciente, por lo que solicitaron, de forma reiterada, el máximo respecto a la dignidad e intimidad de la paciente y su equipo.

Estos son los aspectos que ambas direcciones concluyeron en la reunión mantenida hoy, una vez finalizado el análisis de los aspectos éticos del caso por la Comisión Autonómica de Ética e Investigación Sanitarias de Andalucía, el equipo de Bioética del Hospital de San Rafael y del Comité de Ética Asistencial de la Provincia Bética de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, y los jurídicos por el Consejo Consultivo de Andalucía.

Inmaculada Echevarría aseguró ayer estar "satisfecha" con el dictamen emitido por el Consejo Consultivo de Andalucía, que avala su petición, y desea que se produzca "cuanto antes", según expuso en declaraciones a Europa Press su abogado, Ignacio Fernández, quien destacó que la decisión tiene una "importancia trascendental" para personas en una situación similar a la de Inmaculada, cuyo caso "sienta precedente".