Publicado 11/06/2021 16:05CET

Un informe de Sanidad concluye que el lugar donde comió Revilla no se puede considerar terraza

Archivo - El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en rueda de prensa
Archivo - El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en rueda de prensa - JUAN MANUEL SERRANO ARCE EUROPA PRESS - Archivo

Vox considera, tras difundir el documento, que el presidente debe presentar su renuncia por "mentir"

SANTANDER, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un informe realizado por la Consejería de Sanidad tras la denuncia de la Asociación de Hostelería de Cantabria sobre posibles incumplimientos del restaurante de Santander en el que tuvo lugar la polémica comida del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, concluye que ninguna de las terrazas cubiertas del establecimiento se adecua a la definición de "al aire libre".

El informe, que ha hecho público Vox este viernes, se basa en la inspección realizada el 19 de mayo, días después de ocurrir el incidente de Revilla con los hosteleros, aunque cita también otras anteriores realizadas en el restaurante en enero y febrero que llegaban a la misma conclusión.

Sobre las tres terrazas cubiertas del restaurante, concluye que "no se adecuan a la definición al aire libre", si bien precisa que existe una "zona descubierta" a la derecha de una de ellas.

Entre éstas, cita la situada en la vía pública, con cubierta fija y un espacio rodeado lateralmente por cuatro parámetros acristalados, algunos de ellos plegables, y cerramientos de lamas "susceptibles de estar abiertos o cerrados en distinto grado".

En todas ellas, según el informe, figura la prohibición de fumar, por lo que "no hay incumplimientos" en relación a la ley de medidas sanitarias contra el tabaquismo.

Los hosteleros denunciaron que la comida se había celebrado en un lugar que no podía considerarse terraza, ya que entonces no se permitía el uso interior de estos establecimientos, y que, además, Revilla había fumado, lo que está prohibido también en el exterior de los locales.

Revilla aseguró que se trataba de una terraza y negó en un principio que hubiera fumado, aunque el pasado lunes reconoció en el Pleno del Parlamento que había mentido respecto al puro por la "presión" a la que fue sometido en ese momento.

"REVILLA HA MENTIDO"

Para Vox, este informe pone de manifiesto que Revilla "era conocedor de que el establecimiento en el que comió y fumó en su interior" el pasado 6 de mayo "no cumplía con la normativa establecida en cuanto al protocolo COVID".

Según el portavoz de la formación, Cristóbal Palacio, Revilla "ha mentido en repetidas ocasiones en platos televisivos, en declaraciones a la prensa y directamente a los hosteleros" y ello "a sabiendas de los informes negativos" realizados por departamentos del Gobierno.

En concreto, señala que "el conocido como reservado de Revilla" y que éste utilizaba habitualmente, "tenía consideración de almacén y no estaba declarado como local destinado al público".

Al respecto precisa que "ese lugar no es objeto de revisión en las inspecciones", porque "así lo indica el propietario al no considerarlo como parte del establecimiento destinado a clientes", y destaca que el espacio en el que Revilla "comió, fumó y bebió" no se considera "al aire libre".

Por otro lado, Palacio denuncia que el Gobierno haya remitido al Parlamento los informes tras la comparecencia de Revilla en la Cámara, ya que "están firmados el 31 de mayo, no permitiendo a los grupos tener acceso a esa información que sí manejaba el presidente cuando compareció". "Una falta de transparencia y de ocultación de la verdad", sentencia.

El portavoz de Vox concluye que Revilla "no puede seguir como presidente" porque "se ha saltado su propia reglamentación a sabiendas y ha ocultado los informes de Sanidad en su comparecencia en el Parlamento". "No es digno del cargo que representa por lo que exigimos su inmediata renuncia. Cantabria se merece un presidente que no les mienta", finaliza Palacio.

Contador