Publicado 06/08/2021 14:34CET

Un informe alerta de la necesidad de garantizar la igualdad al acceso de terapias para futuras pandemias

Archivo - Vacuna.
Archivo - Vacuna. - ISTOCK - Archivo

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo informe publicado por la organización Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi) advierte de la necesidad de garantizar la igualdad al acceso de terapias de cara a futuras pandemias, dada la desigualdad mundial que se ha estado produciendo desde el inicio de la crisis de la COVID-19 entre los países de altos y bajos ingresos.

Así, para evitar otra crisis de acceso e innovación, los autores ofrecen una serie de recomendaciones para corregir inmediatamente el rumbo de la respuesta a la COVID-19. Esto incluye aumentar la atención sobre la necesidad de terapias; transformar la estructura de gobernanza del Acelerador de Herramientas de COVID-19 (ACT-A) para proporcionar una representación equitativa de los países de bajos y medianos ingresos; y asegurar políticas tales como una exención temporal sobre la propiedad intelectual para asegurar la transferencia de tecnología para garantizar el acceso para todos.

"Se han hecho grandes progresos en el desarrollo de nuevas herramientas para la COVID-19, especialmente las vacunas, pero el año pasado ha dejado dolorosamente claro que el acceso es la asignatura pendiente de la salud mundial", ha declarado el director ejecutivo de la DNDi, el doctor Bernard Pécoul. "Ahora tenemos la oportunidad de corregir el rumbo con los tratamientos y hacer de la respuesta a la COVID-19 un modelo de equidad, colaboración e intercambio de conocimientos", añade.

Un área que se ha descuidado especialmente son las intervenciones terapéuticas tempranas que podrían evitar la progresión de la enfermedad y la necesidad de hospitalización, cuidados intensivos o algo peor. Por ello, el informe pide que se apoye más el descubrimiento y el desarrollo de nuevos antivirales, intervenciones dirigidas al huésped y compuestos reutilizados, así como que se prueben estas opciones en ensayos de plataformas adaptativas comparables.

Además de pedir una representación más equitativa en el ACT-A, los autores sostienen que el ACT-A debería hacer de los obstáculos a la propiedad intelectual una corriente de trabajo transversal clave en todos los pilares de su mandato y apoyar explícitamente las iniciativas de exención de los acuerdo sobre los aspectos de los derechos de propiedad intelectual y de concesión de licencias que facilitarían el intercambio de tecnología, datos y conocimientos técnicos. El informe también insta a ACT-A a tomar medidas explícitas para mejorar la transparencia con respecto al desarrollo, la producción y el suministro de medicamentos, diagnósticos y vacunas de COVID-19.

Dada la enorme cantidad de fondos públicos que se han destinado al desarrollo de las tecnologías de COVID-19, el informe insta a los financiadores gubernamentales a utilizar su influencia para negociar términos y condiciones claros y transparentes que garanticen el intercambio de datos de investigación, conocimientos y tecnología sobre una base no exclusiva, con el fin de permitir una ampliación adecuada de la producción y garantizar un suministro suficiente, una asignación equitativa y la asequibilidad.

HACIA UN ENFOQUE MÁS DESCENTRALIZADO, DISTRIBUIDO Y DEMOCRÁTICO

Mientras los responsables de la toma de decisiones de todo el mundo evalúan las opciones para el futuro de la salud mundial y la preparación para las pandemias, el informe también ofrece oportunas recomendaciones políticas. Sostiene que es necesario tomar medidas más urgentes para reorientar el acceso y la innovación hacia un enfoque más descentralizado, distribuido y democrático que garantice una mayor paridad entre ricos y pobres y que ofrezca nuevas tecnologías sanitarias como bienes públicos mundiales.

"Ante la rápida propagación de las variantes de la COVID-19, la comunidad internacional no puede permitirse el lujo de esperar para responder a las necesidades de las personas con mayor riesgo de infección y muerte", ha afirmado el doctor Pécoul. "Pero también tenemos que actuar ahora si nos tomamos en serio la construcción de un mundo más seguro frente a las epidemias y pandemias actuales y futuras: ahora es el momento de construir un sistema internacional que garantice la igualdad de acceso a las innovaciones biomédicas que salvan vidas", ha concluido el doctor.