Tras un infarto cerebral y con exceso de hierro se responde peor al tratamiento, según un estudio

Actualizado 19/01/2007 12:58:54 CET

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una investigación coordinada por el Hospital de Can Ruti de Badalona (Barcelona) demuestra que las personas que han sufrido un infarto cerebral y tienen un nivel elevado de hierro en su organismo responden peor a los tratamientos.

El estudio, que se ha publicado este mes en la revista norteamericana 'Stroke', ha contado con la participación de investigadores del Hospital Josep Trueta de Girona, el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, el Hospital de la Princesa de Madrid y la Universidad Complutense.

El hierro tiene un papel muy importante en el mantenimiento de las funciones del cerebro pero un exceso tiene efectos nocivos cuando se produce un ictus porque genera radicales libres, extremadamente tóxicos para las células cerebrales. Este efecto neurotóxico ya era conocido en animales.

La novedad del estudio es que el hierro reduce los beneficios del tratamiento. Los investigadores han observado que a más cantidad de hierro en el tejido cerebral peor es la respuesta al tratamiento. Los investigadores han observado que los pacientes con mayor grado de ferritina mostraban más riesgo de sufrir incapacidad, hemorragia cerebral y edema después de recibir el tratamiento.

Según la coordinadora de la investigación, Mónica Millán, "si se confirman los resultados con otros trabajos, las conclusiones del estudio podrían tener implicaciones en la forma de abordar la enfermedad". De esta manera, se podría poner en marcha un programa de prevención con recomendaciones dietéticas.