Publicado 29/04/2020 12:25:48 +02:00CET

Illa asegura a Vox que "patriotismo" son las líneas de trabajo del Gobierno para comprar material sanitario

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante el pleno celebrado este miércoles en el Congreso
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante el pleno celebrado este miércoles en el Congreso - Pool

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado a la diputada del Grupo Parlamentario Vox, Macarena Olona Choclán, que "patriotismo" son las líneas de trabajo que el Gobierno ha puesto en marcha para comprar material sanitario para la lucha contra el nuevo coronavirus.

Illa ha respondido así en el pleno del Congreso tras haber sido cuestionado por los criterios que el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez está siguiendo para seleccionar a las empresas a quienes encargan la compra o la fabricación de material sanitario, y por las razones por las cuales España sea el país del mundo con el mayor número de pacientes fallecidos y de profesionales sanitarios contagiados.

Y es que, tal y como le ha señalado Olona Choclán, aunque se sabe que el mercado internacional de productos sanitarios, y en concreto China, se ha convertido a causa de la pandemia por el coronavirus en el "salvaje Oeste", las reglas de juego son las "mismas para todos los países".

Además, ha criticado que el Gobierno haya mantenido una "total opacidad" de los contratos "a dedo" a cargo del Fondo especial de Lucha contra el Covid-19 por importe de 1.000 millones de euros y que fuese el pasado 21 de abril cuando se empezaron a hacer públicos.

"Mi experiencia durante 10 años como abogado del Estado especializada en la lucha contra la corrupción me demuestra que los corruptos como las ratas lo que buscan es la oscuridad", ha recalcado, para denunciar que esperasen 40 días desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia como emergencia de salud pública para realizar el primer contrato de adquisición de material sanitario, "6 días después de que Alemania prohibiese las exportaciones de productos sanitarios".

Estas declaraciones han sido rechazadas por el ministro de Sanidad, al que también la diputada de Vox le ha reprochado que España llegase "tarde" al mercado internacional cuando ya estaba "altamente tensionado". De hecho, Illa se ha limitado a responder que no va a caer "ni en sus provocaciones, ni en su lenguaje fácil de mejorar".

Y es que, la diputada de Vox le ha avisado de que deje de "perder el tiempo" interponiendo "querellas fraudulentas" porque tanto él como el Gobierno se van a enfrentar a "querellas y demandas judiciales" por su "gestión criminal", informándole de que, quizás, ella misma sea la que ejerza la acusación como abogada del Estado en activo y le pregunte los motivos por los que España es el país del mundo con mayor número de fallecidos y de profesionales contagiados.

Ante todo ello, Illa ha comentado que desde hace "semanas" el Gobierno está empeñado en traer a España la "máxima cantidad posible" de material sanitario, con la "calidad requerida" y al "mejor precio". De hecho, ha recordado que hay un equipo interministerial que hace una validación de los proveedores para asegurarse de que cumplen con los requisitos esenciales para dotar a los servicios sanitarios de las distintas comunidades autónomas del material sanitario necesario.

"El Gobierno ha puesto todo su empeño y todos sus recursos para complementar la acción de las comunidades autónomas y proveernos en un contexto de un mercado muy complicado de aquel material que necesitábamos como equipos de protección, de ventilación mecánica invasiva o test diagnósticos", ha aseverado Illa.

Una acción que, tal y como ha puntualizado, se ha realizado en base a dos líneas de trabajo: la compra de estos productos donde estaban disponibles y utilizando "todos" los mecanismos posibles para hacerlo como, por ejemplo, el procedimiento de urgencia; y la activación de la fabricación nacional de una "lista interminable" de empresas que han puesto "todo su empeño" en poder fabricar los productos que necesitaba España. "Me parece que esto es patriotismo", ha zanjado.

Contador