Publicado 14/05/2020 15:54:24 +02:00CET

Igea advierte de que no hay inmunidad colectiva en CyL y recuerda que hay 3.000 muertos con sólo un 7% de prevalencia

Captura de la comparecencia de Igea en la rueda de prensa de este lunes.
Captura de la comparecencia de Igea en la rueda de prensa de este lunes. - EUROPA PRESS

VALLADOLID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta y portavoz, Francisco Igea, ha advertido este jueves, tras conocerse los primeros datos del estudio de seroprevalencia del COVID-19, que no hay "inmunidad colectiva" en Castilla y León o inmunidad de rebaño ante el virus cuando la media de la Comunidad es del 7,2 por ciento, por lo que ha apelado a la prudencia y ha recordado los 3.000 fallecidos registrados.

Así lo ha asegurado Igea en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno en la que también ha comparecido la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para da cuenta de la evolución de la pandemia del COVID-19 en la Comunidad, donde se han registrado 117 nuevos positivos en las últimas 24 horas.

En relación a los datos adelantados este miércoles por el Ministerio de Sanidad sobre el estudio de seroprevalencia, Francisco Igea ha reconocido que "es esencial" para conocer el grado de inmunidad a la enfermedad en la Comunidad pero también para valorar las estrategias que se han llevado a cabo en Castilla y León, donde la prevalencia frente al COVID-19 es de un 7,2 por ciento aunque hay provincias como Soria donde se ha alcanzado el 14,2 por ciento, la más alta de España.

A pesar de que Castilla y León es la tercera comunidad con mayor porcentaje de población "que ha pasado la enfermedad", Francisco Igea considera que es "claramente insuficiente" porque con un 7,2 por ciento de prevalencia "no hay inmunidad colectiva" o de rebaño, que estaría entre el 60 y 70 por ciento de los habitantes.

Por ello, el vicepresidente de la Junta considera que se camina "sobre un terreno minado" por lo que ha insistido en apelar a la prudencia para avanzar "despacio" porque en "cualquier momento" se podría dar un pico o un rebrote de la enfermedad, y así ha lanzado un mensaje: "si para alcanzar un 7 por ciento de seroprevalencia ha costado 3.000 muertos, las cuentas las puede hacer cualquiera".

Pero Francisco Igea también se ha referido a las cosas "buenas" que se pueden extraer del estudio y es que, según el portavoz, la realidad demuestra que la estrategia aplicada por Castilla y León para hacer frente a la crisis sanitaria "ha funcionado de una manera razonable" aunque no está "contento ni satisfecho" por lo que tres mil fallecidos.

Aún así, ha destacado, que a pesar de que la mortalidad se multiplica de manera exponencial entre los mayores de 65 años y Castilla y León tiene una población envejecida, se ha logrado que en la Comunidad la tasa de hospitalización haya estado por debajo del 5 por ciento, la de ingresos en UCIs haya sido del 0,32 por ciento, de las más bajas de España y la letalidad haya sido "baja".

Datos que reflejan que la estrategia de Atención Primaria, de tratamiento domiciliario y en las residencias de mayores "se ha demostrado más efectiva", si se compara con otras comunidades, a lo que ha añadido que con los datos del estudio habrá que analizar que tratamientos han ido mejor y cuáles han sido los aciertos y cuáles los errores.

Además, a partir de este estudio, Igea ha aseverado que se modulará la estrategia de desescalada que se resumen, según ha dicho, en una sola frase, pronunciada por el gobernador de Nueva York: "Seguir a los números", para desinflar el globo "poco a poco" e intentando que no explote.

Por su parte, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, reconoce que el estudio de seroprevalencia, al que se han sometido 6.949 castellanoleoneses, "da más luz" en la lucha contra el COVID-19, pero ha dejado claro que no afecta par nada al proceso de desescalada porque con un 7,2 por ciento de inmunidad adquirida aún se está "lejos" de es 60-70 por ciento necesario para la inmunidad colectiva o de rebaño.

Por ello, ha insistido en la necesidad de seguir siendo prudentes ya que la situación epidemiológica en Castilla y León llama a la "cautela" y aunque reconoce que muchos ciudadanos y alcaldes "tienen prisa" por avanzar de fase "como si fuera una competición", ha insistido en la paciencia y la cautela "porque la única competición es contra el COVID-19" por lo que hay que dar pasos de manera "segura y eficiente".

Asimismo, Casado ha reconocido que con los datos del estudio de seroprevalencia, Castilla y León debe estar "muy orgullosa" de su Sistema Sanitario, que en un mes se tuvo que reconvertir, y aunque se siguen produciendo fallecimientos y nuevos ingresos, "los esfuerzos realizados han valido mucho la pena" por lo que los profesionales sanitarios "se merecen un gran aplauso".

Contador