Actualizado 08/07/2007 21:00:06 +00:00 CET

Identificada una variante genética que predispone al cáncer colorrectal y de próstata

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una variante común en el cromosoma 8 que predispone al cáncer de próstata también contribuye al riesgo de cáncer colorrectal, según tres estudios de centros de investigación británicos y canadienses que se publican en la edición digital de la revista 'Nature Genetics'.

Aunque unas pocas mutaciones relativamente raras han sido identificadas por su asociación con el cáncer colorrectal, esta es la primera evidencia de un factor de riesgo genético común. El cáncer colorrectal es una de las formas de cáncer más diagnosticadas.

En el primer estudio, codirigido por Richard Houlston, del Instituto de Investigación del Cancer en Sutton (Reino Unido) e Ian Tomlinson, del Instituto de Investigación de Londres, los investigadores realizaron un análisis del genoma en lo relativo al cáncer colorrectal e identificaron en el cromosoma 8 la variante asociada con más fuerza como la misma variante que había sido asociada previamente con el riesgo del cáncer de próstata.

En el segundo estudio, codirigido por Thomas Hudson, del Instituto de Ontario de Investigación del Cáncer en Toronto (Canada) y Malcolm Dunlop, de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), los científicos analizaron un número más pequeño de variantes en el genoma pero identificaron la misma variante en el cromosoma 8 como altamente asociada con el cáncer colorrectal.

Finalmente, el estudio dirigido por Christopher Haiman, de la Universidad de California del Sur en Los Ángeles (Estados Unidos) descubrió que la región del cromosoma 8 que se mostró asociada con el cáncer de próstata es también conocida por estar amplificada en individuos con cáncer colorrectal. Con estos antecedentes, evaluaron de forma directa las variantes relevantes en individuos con cáncer colorrectal y descubrieron que eran más frecuentes que en los individuos libres de cáncer.

El trabajo de Haiman también descubrió que otras cinco variantes en esta región que habían sido asociadas con el cáncer de próstata no estaban asociadas con el cáncer colorrectal, lo que sugiere que el mecanismo por el que variantes de la región contribuyen al riesgo de cáncer podría diferir dependiendo del tipo de cáncer.

Otro estudio publicado en la revista 'Cancer Biology and Therapy' y que codirige Victor Moreno de la Universidad de Michigan y el Instituto Catalán de Oncología junto a otros colegas de la institución estadounidense y del Centro de Control del Cáncer Israelí CHS muestra cómo una variación genética en el mismo área del cromosoma 8 confiere hasta un 23 por ciento más de riesgo de desarrollar cáncer de colon.

Los investigadores compararon la constitución genética y los antecedentes familiares de más de 1.800 pacientes de cáncer colorrectal con la de 1.900 personas sanas emparejadas según edad, género y etnia. Durante el estudio también se analizaron muestras de tejido tumoral de muchos pacientes de cáncer.

El vínculo genético entre la variante genética específica, o marcador, y el cáncer de colon fue especialmente fuerte entre los pacientes diagnosticados con cáncer de colon de menos de 50 años.

En todas las personas que portaban este marcador genético se descubrió que era un 23 por ciento más propensos a tener cáncer de colon que los individuos sin la variante. Los investigadores estiman que esta única variación genética podría encontrarse en el 14 por ciento de los casos de cáncer colorrectal en Israel, donde este tipo es la principal causa de muerte por cáncer. El marcador se denomina alelo C de rs10505477.