Hoy termina el plazo de adaptación de los locales de ocio a la Ley Antitabaco

Actualizado 31/08/2006 12:54:50 CET

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Hoy finaliza el plazo previsto de ocho meses tras la aprobación de la Ley Antitabaco para que los bares, restaurantes y locales de ocio de más de cien metros cuadrados adaptaran sus establecimientos a la norma, compartimentando totalmente las zonas de fumadores. En este sentido, neumólogos, consumidores y expertos en prevención del tabaquismo denuncian un "incumplimiento masivo"; mientras que los hosteleros achacan la tardanza a la "incertidumbre" provocada por la falta de criterio de las comunidades autónomas.

En caso de optar por permitir fumar, los locales hosteleros tendrían que haber habilitado una zona de fumadores debidamente señalizada y separada --con un sistema de ventilación independiente-- que no podrá superar el 30 por ciento de la superficie útil del establecimiento ni los 300 metros cuadrados, según la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, que entró en vigor el 1 de enero de este año.

El Ministerio de Sanidad y Consumo advirtió que los locales de más de cien metros que no se hayan adaptado a la normativa el día 1 de septiembre serán considerados legalmente "espacios sin humo", por lo que no se podrá fumar en su interior. A su juicio, "ha habido tiempo suficiente para realizar las adaptaciones" necesarias, aunque en el futuro se podrán hacer las obras en cualquier momento para habilitar la zona de fumadores.

En concreto, el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, recordó que "no es necesario que las comunidades autónomas realicen sus respectivos desarrollos reglamentarios para que la ley entre en vigor" y, añadió, que "en ningún caso el desarrollo normativo que pueda darse puede ir en menoscabo de los planteamientos de la ley aprobada por el Parlamento".

Así, recordó que sólo tres comunidades han desarrollado la normativa: Castilla y León, Comunidad Valenciana (que ha sido recurrida por el Ministerio al considerar que "menoscababa los principios básicos de la ley nacional") y Andalucía, mientras Madrid anunció una normativa "que aún no ha puesto en vigor".

LOS HOSTELEROS PIDEN FLEXIBILIDAD

Por su parte, la Federación Española de Hostelería (FEHR) reconoció que en torno al 40 por ciento de los locales de ocio de más de cien metros cuadrados aún no se han adaptado a la Ley Antitabaco y han efectuado las obras de separación de la zona de fumadores al sentir "incertidumbre e inseguridad" por la "falta de clarificación" y "criterios confusos" por parte de la comunidades autónomas. No obstante, manifestó su intención de cumplir la norma, aunque pidió una "flexibilidad razonable" para la exigencia del plazo de separación de zonas.

José Luis Guerra, adjunto a la presidencia de FEHR, explicó a Europa Press que "en esta tardanza ha sido decisivo el retraso de los criterios de las diversas autonomías que son las responsables del desarrollo de la norma". En este sentido, comentó que alguna comunidad autónoma ha manifestado que no hará ningún desarrollo, por lo que se remite a la Ley Antitabaco estatal; mientras que otras han elaborado sus proyectos que "están saliendo muy tarde" como Andalucía (agosto), Castilla y León (la semana pasada) o Madrid (que lo tendrá para septiembre).

Así, en las primeras semanas de septiembre, siguiendo las líneas de lo que se establezca en cada comunidad autónoma, los locales de más de cien metros cuadrados que lo deseen realizarán las obras convenientemente para adecuarse a la norma o, en su caso, se considerará que son establecimientos que prohíben fumar. "Se ha producido una demora que no hubiéramos querido nadie", según Guerra, quien manifestó la voluntad plena de cumplimiento de la Ley por parte de la hostelería española.

EL CNPT PREVÉ UN "INCUMPLIMIENTO MASIVO"

Por su parte, el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) instó a los ciudadanos a que denuncien formalmente ante el Departamento de Salud y Consumo de la comunidad autónoma que corresponda el incumplimiento de la Ley Antitabaco en los locales de ocio que, a su juicio, "va a ser un incumplimiento masivo".

Según el CNPT, son pocos los locales de ocio de más de cien metros que se han adaptado a la ley en el plazo previsto y han levantado las separaciones físicas necesarias (tabiques, mamparas de cristal, etcétera) con el fin de proteger a los no fumadores.

El presidente del Comité, el doctor Rodrigo Córdoba, justificó esta actitud emprendida con el argumento de que "ante la falta de firmeza de las administraciones autonómicas, la protección de la salud pública depende ahora de todos los ciudadanos".

LA MAYORÍA DE LOCALES, SIN ADAPTAR

Según los resultados de un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), tres de cada cuatro restaurantes o locales de ocio de más de cien metros cuadrados no piensa habilitar una zona para fumadores, a pesar de la obligación que establece la Ley Antitabaco. Además, la falta de adaptación a la norma se produce en todos sus puntos, desde la señalización hasta la separación estanca de zonas y la venta de tabaco.

El doctor Juan Antonio Riesco, coordinador del Área de Tabaquismo de la SEPAR, resaltó que "lo que es más grave es que no existe la voluntad de cumplir la norma, por lo que ya se puede hablar de su fracaso". Asimismo, indicó que "la ley no ha establecido un mecanismo (de inspecciones o sanciones) para hacerse cumplir ni se ha informado a los propietarios de locales de ocio".

Entre los que aseguran que dispondrán de la zona para fumadores, en un 20 por ciento de los casos no están dispuestos a tenerla para el 1 de septiembre, como marca la ley. La desinformación y la ausencia de inspectores son las razones más citadas por los propios restauradores para incumplir la ley, precisa el informe.

La existencia de restaurantes de más de cien metros 'sin humo' es una rareza, ya que sólo el 11 por ciento prohíbe fumar; y en cuatro de cada diez restaurantes se vende tabaco de manera individual, a pesar de estar prohibido.

UCE EXIGE QUE NO SE CEDA A PRESIONES

Por otro lado, la Unión de Consumidores de España (UCE) exigió al Ministerio de Sanidad y Consumo que "no ceda a la presión y el chantaje de hosteleros y ciertos gobiernos autónomos que están tratando de devaluar la aplicación de la Ley Antitabaco", ya que, a su juicio, más del 90% de la hostelería en España no ha solicitado "ni tan siquiera la licencia de obras", según el portavoz de la UCE, Dacio Alonso.

El hecho de que los establecimientos "no hayan dado ni un sólo paso para cumplir la Ley" se debe a una "premeditación clara para presionar a las distintas comunidades autónomas para que se cumpla a nivel autonómico lo que no se ha conseguido a nivel nacional", continuó el portavoz.

De esta forma, "el sector de la hostelería ha encontrado un balón de oxígeno para rebajar las condiciones de la Ley Antitabaco" y ha logrado apoyo por parte de algunas comunidades autónomas, que presentan las "cortinas de humo" como sistema alternativo, cuando no poseen "ningún soporte técnico jurídico sustentado por la comunidad científica que asegure que reducen la contaminación del humo, por tanto, es ilegal, tal como señala también la Organización Mundial de la Salud".

Alonso reiteró, por último, la exigencia de que Sanidad y el Gobierno central "no permitan ni toleren los reglamentos de aquellas comunidades autónomas que incumplan la ley, ya que las leyes están para cumplirse, y ésta, cuya aplicación en el ámbito laboral ha sido impecable, es la ley más importante en protección de la salud de toda nuestra democracia".