Publicado 07/05/2020 10:15:28 +02:00CET

El Hospital Marques de Valdecilla, primero en realizar un trasplante pulmonar desde el estado de alarma

Trasplante de órgano. Archivo
Trasplante de órgano. Archivo - JUNTA - Archivo

SANTANDER, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla se ha convertido esta semana en el primer centro de España en realizar un trasplante pulmonar desde la declaración del estado de alarma, en concreto, dos trasplantes bipulmonares, situándose junto al Hospital de Oviedo en los primeros puestos a nivel nacional en trasplantes de órganos en este período con un total de 19 intervenciones (15 renales, dos bipulmonares, uno cardiaco y uno de páncreas).

En cuanto a la donación de órganos, Valdecilla también ha llevado a cabo en este período varios procedimientos de donación multiorgánica, manteniendo operativos todos los formatos de donación, salvo la donación en asistolia extrahospitalaria, que debido a la urgencia y complejidad de este procedimiento se ha recomendado su suspensión temporal en todo el territorio nacional por motivos de seguridad, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

El coordinador autonómico de trasplantes, el doctor Eduardo Miñambres, ha puesto en valor la realización del trasplante pulmonar en el hospital, ya que es el órgano más peligroso para trasplantar durante la pandemia, dado que el COVID-19 afecta directamente a los pulmones.

En relación con el resto de los trasplantes, también ha destacado las condiciones de seguridad en que se han desarrollado las intervenciones, ya que gran parte de los pacientes han sido dados de alta y ninguno de ellos ha sido infectado por el COVID-19 durante su estancia hospitalaria.

En este sentido, ha explicado que todos los pacientes trasplantados han pasado el período postoperatorio inicial en la unidad de cuidados intensivos no COVID del hospital, siendo trasladados a planta días después para su completa recuperación.

Tras señalar que la situación de Cantabria y Valdecilla respecto a la pandemia por COVID-19 ha experimentado una "enorme mejora" en las últimas semanas, ha puesto en valor la capacidad organizativa del hospital para mantener operativos los programas de trasplantes de órganos.

El trasplante de órganos es una cirugía urgente, ha recordado, y aunque la intervención pueda demorarse unos días, si no se lleva a cabo hay una "pérdida de oportunidad" porque los órganos que no se trasplantan se pierden.

Según el doctor Miñambres, el hecho de que la situación asistencial de las unidades de cuidados intensivos nunca se haya desbordado y la disponibilidad de circuitos asistenciales separados y de suficientes camas para enfermos, tanto COVID como no COVID, ha permitido continuar de forma ininterrumpida con la actividad trasplantadora.

Cronológicamente, durante en el mes de marzo Valdecilla solo ha realizado trasplantes a pacientes en situación de extremo riesgo vital.
A partir de abril, y gracias a la "excelente" organización para hacer frente a la atención de la pandemia por la COVID-19, el hospital ha retomado la actividad de los programas de trasplantes, ha señalado.

Para el coordinador autonómico, esta capacidad organizativa ha permitido a Valdecilla cumplir todas las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) en materia de donación y trasplante de órganos, adaptándose a los protocolos de actuación y extremando a los pacientes las garantías de no verse afectados por la COVID-19.

Estas garantías son extensibles a los receptores, cumpliendo el hospital los protocolos establecidos para garantizar que no están infectados de forma asintomática por COVID-19.

El doctor Miñambres ha indicado que esta modificación de la actuación ha supuesto un incremento de la dificultad logística del proceso de donación y trasplante, que se prolonga algunas horas más que en la fase anterior y ha obligado al equipo de coordinación a ser "exquisitos" durante todo el proceso.

Contador