Publicado 24/04/2020 11:12:53 +02:00CET

El hospital Macarena de Sevilla promueve la teleconsulta sobre fibrosis quística y la entrega a domicilio de fármacos

Equipo de neumólogos del hospital universitario Virgen Macarena de Sevilla
Equipo de neumólogos del hospital universitario Virgen Macarena de Sevilla - Hospital Virgen Macarena

Neumólogos recomiendan evitar acudir al hospital si no es necesario y disponer de los fármacos necesarios

SEVILLA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Neumología del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla fomenta la telemedicina con pacientes afectados por fibrosis quística así como la entrega a domicilio de la medicación para evitar desplazamientos al centro sanitario.

En este sentido, las recomendaciones generales de los especialistas no difieren de las realizadas a la población general, fomentando la política de quedarse en casa, el lavado frecuente de manos; evitar acudir al hospital si no es necesario y el contacto estrecho con otras personas, así como disponer de los medicamentos necesarios, destaca el hospital en un comunicado.

La fibrosis quística afecta principalmente a los pulmones, aunque también a otros órganos como el páncreas, hígado o intestino. Este moco más espeso se acumula en los pulmones, produciendo obstrucción bronquial y determinando que se produzcan infecciones de repetición que condicionan una destrucción pulmonar progresiva responsable del mal pronóstico de estos enfermos.

Así, los expertos explican que la fibrosis quística es una de las enfermedades genéticas más frecuentes, con una incidencia variable, que depende del país y de la raza, y se estima que en España la tienen alrededor de uno de cada 3.500 recién nacidos. En Andalucía el número de personas afectas es, en la actualidad, superior a 450. En el citado Servicio de Neumología se atiende de manera integral a este tipo de pacientes.

"En los últimos años han aparecido nueva formas de tratamiento dirigidas a la corrección de la funcionalidad de la proteína CFTR con grandes expectativas. El resto de terapias están dirigidas a disminuir la viscosidad del moco y favorecer su eliminación así como al empleo de antibióticos para el control de la infección. Aún así en muchos casos, los pacientes terminan necesitando un trasplante pulmonar", ha explicado la neumóloga del Hospital Virgen Macarena Virginia Almadana.

Por otro lado, desde las asociaciones de pacientes como la Asociación Andaluza de Fibrosis Quística, la Federación Española de Fibrosis Quística, entre otras, se han habilitado recursos 'on line' que incluyen recomendaciones de actuación y medidas de prevención en relación a la enfermedad por Covid-19.

"En el Hospital Virgen Macarena, nuestros pacientes, que suelen padecer infecciones respiratorias crónicas, ya están acostumbrados al empleo de estas medidas en su vida diaria como, por ejemplo, en el empleo de mascarillas quirúrgicas cuando se encuentran en entornos de atención médica, para de esta forma, reducir el riesgo de infección cruzada por gérmenes asociados a la fibrosis quística", ha subrayado Almadana.

Para leer más