HM Hospitales fomenta la lactancia materna desde antes del parto

Actualizado 01/02/2013 16:55:34 CET
Imagen de una madre dando el pecho a su hijo
HM HOSPITALES

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

HM Hospitales ha reafirmado su apuesta por la lactancia materna fomentándola desde antes del parto con cursos de preparación que pueden desarrollarse en los centros del grupo con área de Maternidad, como HM Universitario Montepríncipe, HM Universitario Torrelodones y HM Nuevo Belén.

Mediante estas lecciones los expertos de estos centros hospitalarios pretenden apoyar a las mujeres en esta práctica que "beneficia tanto al recién nacido, como a la madre". Así lo aseguran también la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEP), que aconsejan que el bebé se alimente "exclusivamente" de leche materna durante los seis primeros meses de vida.

A juicio de los especialistas, este hábito es "el método de referencia para la alimentación del lactante y el niño pequeño", tal y como evidencian numerosos estudios científicos. Éstos han demostrado "la superioridad de la leche materna sobre cualquier otro alimento para la nutrición y desarrollo del bebé", señalan.

En concreto, la leche materna contiene inmunoglobulinas que proporcionan defensas a su sistema inmune, "todavía inmaduro", explican. Además, "favorece el establecimiento del vínculo entre la madre y su hijo", sostienen.

Debido a ello, además de los cursos de preparación, HM Nuevo Belén ha constituido un Comité de Lactancia en el hospital en el que están representados todos los grupos de profesionales implicados en la salud y en los cuidados materno-infantiles. La misión de los miembros de este órgano es "trabajar específicamente en este aspecto de la atención", subrayan.

Para la matrona de HM Nuevo Belén, María Fontán, la única contraindicación absoluta para que no se realice esta práctica es "que la madre sea portadora de VIH", aunque reconoce que existen otras enfermedades que también pueden resultar negativas para la lactancia, como "la fenilcetonuria, la leucenosis, la tuberculosis o el herpes simple".

La verdadera razón para la baja frecuencia de la lactancia materna la encuentra la experta en que todavía muchas mujeres tengan prejuicios "porque existe la creencia de que sus hijos no se alimentan lo suficiente" de esta forma. Además, "tienen una sensación de incapacidad intrínseca para el amamantamiento que les crea muchas inseguridades", concluye.