Publicado 09/06/2021 15:10CET

"Hay que generar tecnología que libere al médico de los procesos administrativos"

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ingeniero en Microsoft España y representante de los pacientes en el comité para los medicamentos huérfanos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Julián Isla, ha advertido de que "hay generar tecnología que libere al médico de procesos administrativos y de pasar tiempo delante del ordenador".

"El tiempo dedicado al paciente en realidad es un tercio del total de la consulta, según estudios de las sociedades médicas americanas", lamenta. De revertir esta situación, prosigue, el profesional sanitario, "en lugar de teclear", podría dedicar este tiempo a "hablar con el paciente, ver cómo está, y cuidar de su salud mental". Por ello, reitera que la tecnología debe servir "para descargar de procesos repetitivos y que aportan poco valor".

Así se ha pronunciado Isla durante el tercer foro 'IDIálogoS para una mejor Sanidad', organizado por la Fundación IDIS, sobre digitalización en el ámbito sanitario y la importancia del paciente. En este sentido, ha querido aclarar que digitalizar es "un medio y no un fin", que consiste en "poner información dentro de ordenadores para conservarla y generar sistemas que tomen mejores decisiones". "No hay que digitalizar por digitalizar, porque esto hace que la gente piense actualmente que digitalizar es implantar tecnología, que no lo es, o implantar herramientas digitales, que tampoco", ha asegurado.

A su juicio, la digitalización ha ayudado mucho a la gestión de datos de los pacientes, pero, argumenta, estos "están secuestrados" porque no se pueden utilizar para la investigación. Por ello, defiende la necesidad de generar las herramientas que permitan a los profesionales a que los datos sean públicos y se puedan utilizar a nivel científico.

Al respecto, ha recordado la situación de incertidumbre que se produjo cuando la Unión Europea (UE) decidió implantar el reglamento de protección de datos europeo. "Fue un gran paso adelante, porque permitía empoderar al ciudadano, pero el aterrizaje fue deficiente, porque no se otorgó a la gente de los mecanismos necesarios para articular ese derecho", explica. En este sentido, asevera que "los hospitales a veces no tienen la infraestructura suficiente para dar soporte a sus profesionales para que lo hagano".

FOMENTAR EL DIÁLOGO CON PACIENTES

Por su parte, la presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Carina Escobar, también presente en el encuentro, ha señalado que la digitalización y la tecnología son "una gran oportunidad", pero tiene que venir acompañada de "una innovación en los procesos y cuidados". En este sentido, aboga por tener más en cuenta la experiencia del paciente en los procesos médicos. "Necesitamos una salud pública más fuerte, con información, sistemas bien dotados, bien organizados y que se hablen entre ellos, y cuya finalidad sea poner a la persona en el centro y poderla cuidar lo máximo posible".

"El cambio pasa por estar convencidos de que los pacientes podemos aportar, y lo que necesitamos es que se generen espacios y fomentar el diálogo para la toma de decisiones", afirma la presidenta de la POP. "Hay que acelerar estos pasos. Las entidades de pacientes hemos hecho una labor silenciosa que ha tenido repercusión en muchas familias, y no tenernos en cuenta es una pérdida de oportunidad", insiste Escobar. Por ello, pide que se reconozca a las entidades de pacientes como "un agente sanitario y social más".

Para Isla, en lo relativo a tener en cuenta a los pacientes en la toma de decisiones, "estamos todavía en el estadio 1". "Nos encontramos en la fase de reconocer que es necesaria la transformación, pero todavía no estamos cambiando en esa dirección", afirma. Por ejemplo, ha recordado que los fármacos se siguen aprobando fundamentalmente por criterios clínicos, sin tener en cuenta criterios de experiencia del paciente. "La representación de los pacientes es algo que la industria debería aplicarse, no tiene por qué implicar inversiones más altas", sostiene.

En cuanto a la tecnología aplicada a los resultados sanitarios y de salud, para Escobar es necesario homogeneizar indicadores para facilitar la elección informada del paciente. "Tenemos que medir la globalidad de los servicios teniendo en cuenta la continuidad asistencial. Para nosotros, la sanidad es un todo", ha remarcado. "Requerimos un sistema más activo y proactivo para que no haya barreras entre hospitales, y eso solo se hace desde la tecnología", sentencia.

Asimismo, también en relación con la tecnología e Internet, Escobar ha señalado que "los médicos saben ya que su paciente va a ir a Google, ya partimos de eso". Por ello, defiende que estos profesionales deberían prescribir información y sitios de referencia donde los pacientes informarse mejor.

Contador