Actualizado 08/03/2010 17:44:35 +00:00 CET

Habrá sanción al centro de diálisis de Tarragona que contagió hepatitis C

BARCELONA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña ha abierto un expediente sancionador al centro de hemodiálisis de Tarragona de Fresenius Medical Care Catalunya, donde siete pacientes con insuficiencia renal fueron contagiados de hepatitis C en verano, aunque la notificación se produjo en diciembre tras una revisión rutinaria.

En un comunicado, el departamento que lidera Marina Geli informó que impondrá una sanción económica, todavía por cuantificar, al centro concertado tras constatar "irregularidades", que se desprenden de la investigación iniciada por la Subdirección General de Evaluación e Inspección de Asistencia Sanitaria para esclarecer los hechos.

La investigación señala que si bien "no se podrá identificar fácilmente ni el momento ni la maniobra exacta que se vincula a la transmisión del virus", se puede determinar que "alguna práctica incorrecta" causó el contagio, probablemente en agosto de 2009.

Un fármaco anticoagulante multidosis infectado por una aguja se perfiló a mediados de febrero como la causa más probable del contagio de hepatitis C a siete pacientes renales en un centro de hemodiálisis de Tarragona, según informaron fuentes consultadas por Europa Press.

Tras conocer el caso, la Conselleria catalana de Salud detectó "incumplimientos" en la administración de algunos fármacos, que se recomiendan de uso único e inmediato en el citado centro, el Instituto Nefrológico Santa Tecla de Tarragona, gestionado por la multinacional Fresenius Medical Care.

Ello no significa que se pinchara con una aguja infectada a varios pacientes, sino que una aguja pudo infectar el fármaco de un frasco y su administración posterior a otros enfermos, aunque fuera con agujas limpias, podría haber provocado el contagio.

En cualquier caso, los estudios filogenéticos efectuados han determinado la existencia de relación entre las características genéticas del virus de los nuevos enfermos de hepatitis C con los virus de enfermos crónicos atendidos en el centro, por lo que se evidencia que el ámbito de transmisión ha sido dentro del centro.

En el curso de las actuaciones que pueden considerarse irregulares, como la aplicación de botellas de ádico ascórbico 1 gramo/5 milímetros inyectables, ya que tiene revocada la autorización desde abril de 2008, u otras actuaciones que han hecho incrementar el riesgo de contagio, como el uso de viales multidosis de fármacos o el uso de carros de preparación y distribución de medicamentos entre pacientes.

Por estas razones, se ha decidido incoar un expediente sancionador de tipo económico. La Subdirección General de Evaluación e Inspección de Asistencia Sanitaria seguirá con la instrucción del expediente y también con las inspecciones sistemáticas que se están realizando en centros de la misma empresa.