Los hábitos de vida para un corazón sano también reducen el riesgo de cáncer

Actualizado 18/03/2013 22:06:20 CET

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Siete pasos simples para reducir el riesgo de enfermedades del corazón también pueden ayudar a prevenir el cáncer, según un nuevo estudio publicado en 'Circulation: Journal of the American Heart Association'. Estar físicamente activo, mantener un peso saludable, comer una dieta saludable, tener controlados los niveles de colesterol, mantener la presión arterial baja, regular los niveles de azúcar en la sangre y no fumar son las siete recomendaciones.

La investigación halló hasta una reducción de un 52 por ciento del riesgo de cáncer si se cumplen las pautas para disminuir las posibilidades de problemas cardiacos. Además, los pacientes que cumplieron cuatro pasos básicos en el estilo de vida también redujeron el riesgo de cáncer un 33 por ciento.

"Nos complace saber adhesión a estos siete consejos también se asoció con una menor incidencia de cáncer", dijo Laura J. Rasmussen-Torvik, profesora asistente en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago (Estados Unidos) y autora principal del estudio. "Esto puede ayudar a los profesionales de salud proporcionan un mensaje claro y coherente acerca de las cosas más importantes que la gente puede hacer para proteger su salud y reducir el riesgo general de las enfermedades crónicas", agrega.

Cuando el consumo de tabaco no se eliminó, los participantes que se reunieron cinco o seis de los otros seis factores tenían un riesgo de cáncer un 25 por ciento más bajo que los que cumplían ninguno. "Estamos tratando de ayudar a promover un mensaje de salud integral --afirmó Rasmussen-Torvik--. Dejar de fumar es muy importante, pero hay otros factores que debe tener en cuenta si quieres vivir una vida saludable".

"Esto se suma a la literatura que sugiere que nunca es demasiado tarde para cambiar y que si se hacen cambios como dejar de fumar y mejorar su dieta, se puede reducir su riesgo para la enfermedad cardiovascular y el cáncer", concluye Rasmussen-Torvik.