Gripe.-CSI-CSIF alerta de que "ningún centro penitenciario español" dispone de un protocolo para actuar contra el virus

Actualizado 21/07/2009 16:32:24 CET

SEVILLA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El coordinador provincial en Sevilla de Prisiones del sindicato CSI-CSIF, Claudio Esteban, alertó hoy de que, pese al brote de gripe A(H1N1) que se ha declarado en la prisión madrileña de Alcalá Meco y a la "extensión" del virus por todo el país, en la actualidad "ningún centro penitenciario español" dispone de un protocolo de actuación para proteger al funcionariado y a la población reclusa.

En declaraciones a Europa Press, el también delegado del mismo sindicato en el centro penitenciario de Sevilla II denunció la "falta de previsión" de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y del Ministerio del Interior, ante lo que calificó de "carencia total y absoluta de protocolo ministerial alguno" que permitiese al funcionariado "saber cómo tenemos que actuar ante posibles brotes de la enfermedad en otros centros penitenciarios".

De hecho, Esteban describió que, a día de hoy, en la citada cárcel sevillana "las únicas medidas de prevención" con las que cuentan son "unas mascarillas que ya estaban antes por aquí, además de la recomendación de que nos lavemos las manos", ironizó.

"No sabemos nada de nada y más bien parecemos los apestados del mundo", reprochó el dirigente sindical, quien anunció además que el sindicato elevará "en breve" un queja formal al departamento que dirige Mercedes Gallizo, de la que dijo desconocer "si está trabajando en este problema o se encuentra de vacaciones".

Según avanzó, en el escrito que elevarán a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias en Madrid "pediremos, como es lógico, que nos digan por escrito y mediante un protocolo a seguir cómo debemos actuar" ante posibles contagios del virus dentro de los centros penitenciarios.

"Deberían de espabilar porque estamos hablando de un problema verdaderamente grande", reiteró Estaban, quien recordó que el mapa penitenciario español está compuesto "por más de 70 prisiones y una población reclusa que ronda las 70.000 personas".