Publicado 27/01/2021 15:38CET

Gobierno Vasco dice que en hospital Santa Marina se vacunaron también otros directivos y 16 personas externas

VÍDEO: Euskadi ha administrado ya 29.325 dosis de vacuna, 28.930 de ellas primeras dosis
VÍDEO: Euskadi ha administrado ya 29.325 dosis de vacuna, 28.930 de ellas primeras dosis - IREKIA

VITORIA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha afirmado que en el hospital de Santa Marina, además de su director gerente, José Luis Sabas, también fueron vacunados contra el Covid cuando no les correspondían, otros directivos y 16 personas no adscritas al centro, como cuatro representantes sindicales, otras cuatro personas de servicios religiosos o cuatro más de personal que explota la cafetería, entre otros.

En una comparecencia en el Parlamento vasco, Sagardui se ha referido a la vacunación irregular contra el Covid-19 de algunas personas como los directores de los hospitales bilbaínos de Basurto y Santa Marina, Eduardo Maiz y José Luis Sabas, respectivamente.

En relación a la situación en el hospital de Santa Marina, ha indicado que no sabía que se habían solicitado vacunas "para todo el personal", pero ha señalado que "lo relevante es qué se hizo con parte de la vacunas".

En este sentido, ha precisado que una de las vacunas se destinó al director gerente, varias al resto del personal directivo y 16 a personas que no corresponde, algunas de las cuales "incluso no son personal adscrita al centro".

En concreto, ha precisado que, entre ellas, cuatro representantes de sindicatos que se encontraban en una reunión, cuatro personas externas pertenecientes a servicios religiosas, cuatro personas externas pertenecientes a la persona que explota la cafetería, dos personas externas de la empresa de vending y otras dos externas de una empresa de mensajería paquetería.

Según ha indicado, este "mal uso" de parte de las dosis recibidas, unido a lo "poco ejemplar que resulta que los altos cargos utilicen vacunas destinadas a personas vulnerables o expuestas" es lo que ha tenido como resultado la exigencia de responsabilidades al gerente.

Sagardui ha explicado que, en los días previos al inicio de la vacunación del personal sanitario, distintos responsables de Santa Marina habían propuesto que este centro fuera objeto de una vacunación "masiva".

La consejera ha señalado que en Santa Marina se concluyó que sería la totalidad del personal que atiende a pacientes, "sea cual fuera su naturaleza". "A partir de aquí, para los responsables del Departamento y Osakidetza, consejera, viceconsejero, viceconsejera, directora general y el resto de directores, en lo que a Santa Marina se refiere, la totalidad era la totalidad de las personas que atienden directametne a personas ingresadas, siguiendo el protocolo establecido, nunca toda la plantilla de una vez", ha precisado.

(Habrá ampliación)