Publicado 16/03/2021 14:07CET

Gobierno Vasco avisa de un "probable" repunte de la pandemia tras la ralentización del descenso de la incidencia

Gotzone Sagardui y Beatriz Artolazabal
Gotzone Sagardui y Beatriz Artolazabal - MIKEL ARRAZOLA

Advierte de que se aprecia un cierto "cansancio" de los ciudadanos a la hora de colaborar con los rastreadores

VITORIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha advertido de que "probablemente", tras la ralentización del descenso en la curva de contagios de las últimas semanas, la pandemia experimentará un "cambio de tendencia" que podría traducirse en una evolución al alza de las infecciones. Además, ha alertado de que empieza a apreciarse un cierto "cansancio" de los ciudadanos a la hora colaborar con la red de rastreadores para localizar a personas que puedan estar contagiadas por la covid-19.

Sagardui, que ha comparecido este martes ante los medios de comunicación tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, ha analizado la situación epidemiológica de Euskadi y evolución de la campaña de vacunación frente al coronavirus.

La consejera ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos ante la decisión de suspender provisionalmente la administración de la vacuna de AstraZeneca hasta que se verifique si su inoculación puede estar asociada a la aparición de trombos en el organismo.

Sagardui ha destacado que en Euskadi se ha administrado un total de 52.760 dosis y que hasta ahora "no consta ningún efecto secundario grave" entre las personas a las que se ha inoculado la vacuna. En todo caso, ha explicado que el Gobierno Vasco y Osakidetza se guían por las indicaciones sanitarias de las instituciones europeas, por lo que en una decisión basada en "la prudencia y la cautela", se ha optado por suspender la administración de la vacuna de AstraZeneca.

La consejera ha indicado que se han anulado las 1.580 citas para la administración de este fármaco que se tenían previstas para este pasada lunes y para hoy, así como las 24.000 dosis que se iban a inocular esta semana.

En todo caso, ha explicado que Osakidetza sigue adelante con la administración de las vacunas de Pfizer y Moderna, de las que ayer se recibieron 30.420 y 10.600 unidades, respectivamente. Sagardui ha informado de que hasta la fecha, se han administrado 248.308 vacunas en Euskadi, y que 68.035 personas ya han recibido la pauta completa de la vacunación, que requiere de dos dosis.

La consejera ha vuelto a destacar la "eficacia" de las vacunas. En este sentido, ha informado de que únicamente 974 personas que recibieron la primera dosis ha resultado infectada de coronavirus, lo que representa un 0,56% del total de vacunados. Además, una vez han transcurrido los siete días necesarios para desarrollar anticuerpos tras recibir la vacuna, el número de positivos por coronavirus se reduce al 0,42%.

En el caso de las personas que ya han recibido ambas dosis, los positivos detectados son un 0,13% --dentro de los primeros siete días desde la administración del fármaco-- y un 0,07%, una vez transcurrida una semana.

MAYORES DE 70 AÑOS

Sagardui ha explicado que el objetivo del Departamento de Salud es que la vacuna empiece a administrarse "cuanto antes" a nuevos grupos de población. No obstante, ha reiterado que todo dependerá de la "disponibilidad" de dosis, por lo que no ha concretado cuando podría empezar a administrarse la vacuna a los mayores de 70 años.

Respecto a la situación epidemiológica, ha advertido de que "probablemente", tras la "ralentización progresiva" de los últimos días en el descenso de la tasa de incidencia acumulada, la situación actual puede ser la de un "fondo de valle". Esta evolución, según ha dicho, apunta a un "cambio de tendencia", aunque ha subrayado que para confirmar que esto se produce es necesario esperar a ver qué ocurren en los próximos días.

Sagardui ha insistido en que el objetivo de llegar a una tasa de incidencia acumulada de 60 casos por 100.000 habitantes sigue "lejos", dado que este indicador se encuentra actualmente en 203. De la misma forma, ha señalado que la presión asistencial en la red sanitaria sigue siendo "alta", con 224 pacientes covid ingresados en planta y 98, en las Unidades de Cuidados Intensivos.

Por todo ello, ha advertido de que sigue siendo "absolutamente necesario" cumplir las medidas preventivas. "Cuantos menos contactos tengamos, menos transmisión del virus y menos muertes", ha subrayado.

COLABORACIÓN CON LOS RASTREADORES

La consejera ha solicitado la ayuda de la ciudadanía para colaborar con la red de rastreadores de covid-19. Sagardui ha advertido de que se está apreciando un cierto "cansancio" de los ciudadanos a la hora de aportar los datos sobre sus contactos directos a los rastreadores.

Esta situación ha motivado que de las ocho personas que se identificaban anteriormente como contactos directos por cada contagiado de coronavirus, la cifra se haya situado ahora en torno a las cuatro, según ha explicado. "No debemos perder el miedo al virus, el tiempo ha demostrado que la identificación de la cadena de contactos es clave para controlar la pandemia", ha manifestado la consejera.

Sagardui ha explicado que, al parecer, algunos ciudadanos son reticentes a informar a la red de rastreadores porque, en algún momento, han podido incumplir determinadas normas o medidas preventivas.

LLAMAMIENTO A LA "SOLIDARIDAD"

En este sentido, ha recordado que esta red "no penaliza" a las personas que han podido saltarse la normativa, sino que su labor se limita a tratar de "cortar la cadena de transmisión" del virus. La consejera ha advertido de que cada contacto que se quede fuera del ámbito de actuación de los rastreadores "es un riesgo para toda la población", por lo que ha apelado a la "solidaridad".

Por otra parte, ha informado de que los casos de variante británica de coronavirus han dejado de crecer de forma "exponencial", de forma que se mantienen entre el 50 y el 60% del total de los nuevos positivos. Además, no se han detectado nuevos casos de la variante africana --hasta ahora se conocen dos-- o brasileña, de la que se ha registrado un caso en Euskadi.

Contador