Actualizado 30/04/2010 16:50 CET

El Gobierno destina 1,32 millones a la Comunidad Valencia para el Plan de Salud Bucodental

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó hoy un Real Decreto por el que se regula la concesión directa de 1,32 millones de euros a la Comunidad Valenciana para financiar la mitad del coste de la atención bucodental de niños de siete y doce años, subvención incluida en el Plan de Salud Bucodental.

En total, el Ministerio de Sanidad y Política Social destinará 12 millones de euros a la revisión anual dirigida a niños de entre 7 y 12 años para el conjunto de comunidades autónomas.

En el Plan de Salud Bucodental, aprobado en 2007, se incluyen una serie de medidas preventivas y asistenciales dirigidas a niños. Hasta el momento, y desde el inicio de su aplicación en 2008, se han destinado más de diecinueve millones de euros a subvenciones a las Comunidades Autónomas, ofreciendo cobertura a más de 850.000 niños.

La finalidad del Plan es que la salud bucodental esté al alcance de todos y responde al objetivo del Gobierno de impulsar la igualdad y la cohesión en el acceso a los servicios sociales y, en este caso, a la atención sanitaria. Además, la incorporación de estos servicios de atención bucodental a la población infantil ha logrado un importante aumento del número de niños libres de caries, uno de los objetivos esenciales de este tipo de programas de salud.

L a asistencia dental básica a los niños incluye una revisión anual de las instrucciones sanitarias en materia de dieta y salud bucodental, acompañadas de adiestramiento en higiene bucodental para los niños y para sus padres y tutores, la aplicación de flúor tópico, de acuerdo con la política de fluoración de cada comunidad autónoma y con las necesidades individuales de cada niño.

Asimismo, incluye la revisión anual del estado de salud bucodental, incluyendo exploración radiográfica cuando sea necesario, el sellado de fisuras o fosas en las piezas permanentes sanas para evitar la aparición de caries, empastes, endodoncias, y la extracción de algún diente permanente siempre que no haya posibilidad de aplicar ningún otro tratamiento más conservador.

Además, incluye la extracción de dientes de leche, la limpieza de boca cuando se detecten cálculos y/o pigmentaciones extrínsecas en la dentición permanente, los tratamientos especiales en incisivos y caninos permanentes en caso de enfermedad, malformaciones o traumatismos sin perjuicio, en el caso de traumatismos, de las responsabilidades de terceros en el pago del tratamiento, y el seguimiento en los casos que aconseje el facultativo para asegurar la correcta evolución clínica de la salud dental del menor.