Ginecólogos recomiendan las nuevas técnicas no invasivas que analizan el ADN fetal

Actualizado 05/03/2013 11:46:06 CET
TELEFÓNICA

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las nuevas técnicas que analizan el ADN fetal permiten detectar, de forma no invasiva, la trisomía 21, según han asegurado diversos especialistas durante la clausura de las X Jornadas Nacionales de Ginecología y Obstetricia.

De hecho, según ha comentado la miembro del Comité Científico de las jornadas, Carmina Bermejo, este análisis ha demostrado unas tasas de detección para la Trisomía 21 o el síndrome de Down de casi el cien por cien con un porcentaje de falsos positivos y negativos muy bajo, tanto en población de riesgo como en población general.

Asimismo, también ofrece resultados "muy buenos" en la detección de la Trisomía 18 o Síndrome de Edwards y de la Trisomía 13 o Síndrome de Patau. No obstante, ha apostillado, el análisis de ADN fetal en sangre materna no sustituye actualmente a las técnicas invasivas (biopsia corial y amniocentesis) que, aunque son diagnósticas, no están exentas de riesgo, dado que pueden dar lugar a pérdidas fetales. De hecho, si la prueba es positiva, es necesario comprobarlo mediante una de estas técnicas.

"La posibilidad de detectar trisomías fetales en sangre materna juega un papel muy importante en población de alto riesgo como un método de cribado secundario que, por una parte, permitirá reducir el número de procedimientos invasivos hasta en un 72 por ciento y por otra, puede incrementar la detección hasta en un 38 por ciento en este grupo", ha comentado la coordinadora de la mesa sobre 'Nuevos enfoques en diagnóstico prenatal, María Luisa Gómez Ruiz.

Se trata, por tanto, de técnicas muy prometedoras que seguramente no son más que el principio de una alta gama de enfermedades fetales que pueden estudiarse en sangre materna, evitando los riesgos derivados de la biopsia corial y la amniocentesis, procedimientos a los que con el tiempo posiblemente puedan llegar a sustituir,

Por otra parte, la doctora Elena Carreras ha destacado la necesidad de cribar "precozmente" la preemclampsia y el crecimiento intrauterino retardado. En este sentido, ha asegurado que un tratamiento con ácido acetil salicílico a bajas dosis puede reducir hasta en un 50 por ciento la posibilidad de desarrollar esta patología, según diversos estudios, que tantos problemas puede acarrear tanto al feto como a la madre.

Con motivo de la reciente apertura del nuevo centro de Reproducción Humana de Unilabs, encabezado por el doctor Santiago Dexeus, las Jornadas han incluido un panel sobre diferentes aspectos esenciales de la Medicina Reproductiva con una visión pormenorizada de la importancia del potencial diagnóstico de la ecografía de la mujer con una posible disfunción reproductiva, y la aplicación de las técnicas 3D y 4D en el estudio de las malformaciones del útero.

En este sentido, el biólogo Luis González-Viejo Gómez ha presentado un análisis crítico del diagnóstico genético preimplantacional, que ha mostrado que la edad es un factor determinante en el aspecto genético reproductivo ya que los datos estadísticos apuntan que las mujeres en España retrasan "cada vez más" la decisión de ser madres, incluso por encima de los 35 años,.