Generalitat no es partidaria de poner detectores de metales en los hospitales catalanes para evitar agresiones

Actualizado 10/10/2008 16:33:20 CET

BARCELONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, afirmó hoy que no es partidaria de poner detectores de metales en los centros sanitarios catalanes para evitar agresiones y añadió que el modelo organizativo de los sistemas de urgencias es "bueno".

Geli hizo estas declaraciones tras inaugurar la Unidad Polivalente Barcelona Norte de atención a la salud mental, en referencia al incidente ocurrido ayer en el Hospital del Mar de Barcelona, donde una paciente de urgencias agredió a otras dos.

Uno de los agredidos fue dado de alta ayer mismo y el otro presenta una evolución "favorable dentro de las reservas", y podría ser dado de alta hoy mismo, según explicó Geli.

Defendió que los hechos ocurridos ayer son un "hecho aislado" y que podrían haber pasado en cualquier otro lugar, por lo que aseguró que, sin querer restar valor a lo ocurrido, "la gente tiene confianza en los hospitales".

6 AGRESIONES EN 2008 A PERSONAL SANITARIO

En lo que va de año el Hospital del Mar ha registrado seis agresiones a personal sanitario, de las cuales cuatro fueron verbales y dos verbales y físicas.

En el año 2007 el total de las agresiones fueron 9, de las cuales la mayoría físicas, y en 2005 --cuando se empezaron a contabilizar-- fueron 12, tres de ellas físicas, cuatro físicas y verbales y cinco sólo verbales.