La Generalitat catalana aboga por colaboración interdepartamental en la celebración del Día Mundial de la Salud Mental

Actualizado 06/10/2007 20:06:25 CET

La consellera de Salud reconoce que no hay suficientes psiquiatras y por ello destaca la actuación de los CAP

VIC (BARCELONA), 6 Oct. (EUROPAPRESS) -

La consellera de Acción Social y Ciudadanía, Carme Capdevila, y la consellera de Salud, Marina Geli, abogaron hoy por la colaboración interdepartamental entre consellerias de la Generalitat en la celebración del Día Mundial de la Salud Mental que organizó la Federación Catalana de Familiares de Enfermos Mentales (FECAFAMM) en Vic (Barcelona).

La consellera de Acción Social y Ciudadanía manifestó que un 3% de los catalanes son atendidos por temas de salud mental y aseguró que su conselleria "está con ellos" para ayudarles.

En este sentido, Capdevila afirmó que el trato y las acciones dirigidas a este colectivo de ciudadanos necesita "políticas transversales" y que, por lo tanto, reciban la aportación de más de una conselleria, ya que no es un tema "específico".

Por su parte, Geli animó a las familias de enfermos mentales a seguir adelante y aseguró que este es "un buen momento", ya que el Plan Integral dirigido a este sector de la población está en marcha.

La consellera de Salud explicó que actualmente hay 200.000 usuarios con una enfermedad mental grave, como por ejemplo la esquizofrenia, que están siendo atendidos en diversos centros. Además, aseguró que las patologías leves, como la ansiedad o la angustia, "están aumentado".

El aumento de esas patologías está provocando, según Geli, que los centros de atención primaria estén soportando una mayor "presión" para dar respuesta a la demanda, ya que reconoció que "no hay suficientes psiquiatras".

Ante esta situación, la consellera explicó que es necesario trabajar para evitar que las personas que padecen patologías leves deriven en enfermos de salud mental graves.

La FECAFAMM pidió a la sociedad que les dé la mano por la salud mental, y que les ayude en su integración social y laboral. Aunque los familiares reconocen que se están dando pasos para mejorar la atención a las personas con problemas mentales, también remarcaron que los problemas de salud mental están aumentando en los últimos tiempos, de forma especial entre los colectivos de mayor riesgo, como las personas sin hogar o los inmigrantes.

Unas 1.200 personas se acercaron para participar en esta conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental en el Recinto Ferial El Sucre de Vi y, tras las diversas intervenciones, se celebró una comida popular.