Publicado 14/07/2021 18:24CET

Galicia limita a diez los grupos en hostelería con la incidencia disparada entre los jóvenes menores de 30

Los jóvenes de entre 20 y 29 años "concentran" los contagios y acumulan una incidencia de 782 casos por cada 100.000 habitantes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El comité clínico que asesora a la Xunta ha apostado como principal medida a partir del sábado limitar los grupos a diez personas en la hostelería, siempre que sea exterior, y mantener el máximo de seis en los interiores, en una situación en que la presión asistencial no está comprometida pero sí hay una incidencia "disparada" en los jóvenes menores de 30 años. Supone, en palabras del conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, un "paso atrás" en la desescalada que también afecta a eventos como bodas, si bien en este caso a partir del fin de semana que viene.

Este límite de "obligado cumplimiento", como ha recordado el conselleiro de Sanidade, se traslada como "recomendación", como así quedará fijado en el Diario Oficial de Galicia (DOG), para el resto de ámbitos privados, si bien la Xunta no ha adoptado ninguna medida que implique por ahora restricciones individuales y, por lo tanto, autorización de los tribunales.

Esta nueva medida, junto con la obligación de presentar una prueba PCR negativa o un certificado de vacunación completa en el ocio nocturno abierto, la única decisión anunciada por la Consellería de Sanidade con respecto a las restricciones, pero el titular del departamento autonómico ha abundado en el mensaje lanzado por el presidente, Alberto Núñez Feijóo, de que si la incidencia sigue creciendo de forma "exponencial" habrá que endurecer las limitaciones.

Por ahora, aunque el comité clínico "baraja todas las posibilidades", "se ha decidido comenzar por esta obligatoriedad imporante, que es un paso atrás limitando los grupos, sin descartar que pase a ser obligatorio en todos los ámbitos", lo que obligaría a pedir autorización judicial.

"Se vieron todas las posibilidades y no descartamos el nivel máximo de restricciones (toque de queda y cierre perimetral)", ha aseverado Comesaña, quien ha indicado que también se estudian ampliar los requisitos del ocio nocturno a otras actividades como eventos culturales. "No es descartable que se ponga la recomendación de hacer pruebas diagnósticas", ha añadido.

NUEVO MODELO Y SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

El comité clínico ha diseñado un nuevo modelo matemático para relacionar la incidencia de casos con la presión hospitalaria y el nivel de las urgencias que permite a ayuntamientos que tienen más casos acumulados mantenerse en escalas bajas del semáforo de restricciones. Este sistema que se aplicará ahora es "variable" y se ajustará practicamente a diario, según ha confirmado la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, quien no ha aclarado, sin embargo, los datos concretos que han pesado para la decisiones de niveles que entran en vigor el próximo sábado.

Galicia tiene actualmente 6.298 casos activos, diez personas en críticos, la mitad de ellos (cinco) tienen menos de 40 años, y 57 hospitalizados, que son cuatro más que en la jornada anterior. La incidencia a 14 días está en 201,38 casos por cada 100.000 habitantes a 14 y es de 142,46 a siete días, pero hay ayuntamientos que duplican esta situación.

En todo caso, Comesaña ha resaltado que si se compara con el resto del Estado, la incidencia es mejor, pero "fracamente mala si se compara con hace una semana". La directora xeral de Saúde Pública ha destacado la evolución de la vacunación, más de 1,5 millones de personas con la pauta completa y cerca de 230.000 personas en proceso de conseguirla.

En la otra cara, los positivos siguen creciendo y la incidencia "se dispara", aunque "no en los ingresos hospitalarios". "Pero hay que advertir de que eso no significa que las personas no puedan acabar en una cama hospitalaria o en la UCI", ha señalado el conselleiro, quien ha indicado que el perfil de personas en críticos responde a factores como jóvenes sin vacunar, personas de entre 40 y 50 sin pauta completa y algunos de más edad, inclusive una persona de 73 sin vacunar.

La directora xeral de Saúde Pública ha apuntado que el nivel reproductivo instantáneo sigue por encima de uno y supera el límite de 1,5 que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS) para indicar que la pandemia está controlada. "Es innegable el ascenso de la curva", ha advertido, aunque la incidencia es practicamente la mitad que en la media del conjunto de comunidades (437 a 14 días en España).

El área de Ourense es la más afectada en este momento, con un tasa a siete días de 278,5 casos y de 352 a 14 días.

LOS CASOS SE CONCENTRAN EN LOS JÓVENES

Los casos se "concentran" en la población más joven. Así, la población entre 12 y 19 años acumula una tasa a 14 días de 717 casos por 100.000 habitantes y los jóvenes de entre 20 y 29 años tienen una incidencia de 782 casos por cada 100.000 habitantes. Según los datos más actualizados del Instituto Galego de Estatística (IGE), la Comunidad gallega tiene unos 130.000 jóvenes en esa franja de edad.

Por su parte, la población de más de 30 y menos de 40, que todavía está en fase de inmunización de primeras dosis, tiene una incidencia de 298,7 por ciento, unos casos que caen en picado en las poblaciones de más edad en la comparativa.

En este sentido, el miembro del comité clínico y médico intensivista del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago, Pedro Rascado, ha apelado a los padres de los jóvenes a "protegerlos" del virus y, de la misma manera que les enseñan a no conducir bajo efectos del alcohol, hagan también un esfuerzo en este ámbito y les animen a acudir también a los cribados para diagnosticarse.

Por el momento, la situción de contactios tiene un impacto asistencial es "moderado" y no afecta, una situación que se ha tenido en cuenta a la hora de no endurecer más las restricciones. "Un modelo distinto que va a ir cambiando todos los días", ha confirmado Carmen Durán, quien ha subrayado que la situación asistencial "va a mandar" en las decisiones que se adopten.

La variante británica está dejando paso a la delta. Así, Galicia tiene confirmados 494 casos, de los cuales 93 consecuenciación y el resto por compatibilidad en el análisis de la PCR.

SANXENXO, POIO Y RIBADAVIA BAJO VIGILANCIA

El comité clínico ha propuesto para nivel de restricciones alto a los siguientes ayuntamientos con la corrección de incidencia, es decir, teniendo en cuenta las hospitalizaciones y urgencias: Ourense, Barbadás, A Illa de Arousa, Cambados, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa y O Barco de Valdeorras.

En este grupo de ayuntamientos la hostelería está cerrada en interior y abierta al 50 por ciento en exterior. El ocio nocturno debe permanecer cerrado.

En nivel medio estarán: Culleredo, Porto do Son, Carballiño, Sarria, A Pobra do Caramiñal, Marín, Pontevedra, Redondela, Vigo, Caldas de Reis, Salceda de Caselas y Boiro.

Además, bajo "vigilancia especial", en este mismo nivel, estarán Sanxenxo, Ribadavia y Poio, ya que están "muy en el límite" y, aunque sus valores se corresponden con el nivel alto --ya con los parámetros actuales--, el comité clínico los mantiene en el nivel medio, lo que les permite mantener más aforo, hostelería abierta en el interior y funcionamiento del ocio nocturno, al menos, hasta la próxima revisión.

Concretamente, en el nivel medio de restricciones, el ocio nocturno puede abrir hasta las 3 de la madrugada con la obligación de PCR negativa o certificado de vacunación completo --o de recuperación de la enfermedad en vigor--. La hostelería funcionará con un 30 ciento de aforo interior y un 75 exterior, como hasta ahora.

El resto de ayuntamientos estará en el nivel medio bajo de restricciones, esto es, hostelería con un 50 por ciento de aforo en el interior y un 100 por cien en terrazas. Y desde el martes día 20, será obligatorio también el certificado negativo de covid en el ocio nocturno.

Contador