Galicia.- Galicia registra un descenso del 51% de casos de tuberculosis en los últimos diez años

Actualizado 24/03/2006 11:26:31 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El número de casos de tuberculosis descendió en Galicia un 51 por ciento en el periodo 1996-2005, un total de 985 casos el pasado año, al pasar de 72,33 por 100.000 habitantes hace una década a 35 casos por 100.000 personas el ejercicio pasado, según informó la Consellería de Sanidade.

En la actualidad, Sanidade dispone de un Programa Galego de Prevención e Control da Tuberculose, mediante el que se desarrollan numerosas medidas para luchar contra la enfermedad y que posibilita, además, "un porcentaje de curación de los casos del 90 por ciento". Este ratio supera el marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año pasado, que se situó en el 85 por ciento.

Bajo el lema 'Actuar para salvar vidas: cara a un mundo sen tuberculose', la Consellería de Sanidade participa en el Día Mundial contra la tuberculosis, que se conmemora el viernes 24.

Así, coincidiendo con esta efeméride, la Dirección Xeral de Saúde Pública recuerda que para el control de esta enfermedad es fundamental asegurar que las personas que la padezcan hagan "una correcta" toma de medicación en las dosis y, durante el tiempo que se indique, mínimo seis meses, porque "sólo curando a los enfermos se puede romper la cadena de transmisión de la enfermedad".

Asimismo, Sanidade estima necesario ajustar las medidas de control de esta patología manteniendo el "diagnóstico y tratamiento precoz y adecuado" de todos los casos de enfermedad tuberculosa. Además, apuesta por nuevas estrategias efectivas para aumentar la calidad de los diagnósticos de infección latente y el cumplimiento del tratamiento en las personas vulnerables de desarrollar la enfermedad.

El Día Mundial 2006 tiene por objetivo conseguir que entidades gubernamentales refuercen su compromiso; promover el control de la tuberculosis y la atención correspondiente; brindar una oportunidad para realizar actividades de educación y de promoción; aumentar la concienciación, el compromiso y el apoyo de la población en la lucha contra esta enfermedad, y, además, otorgar "mayor prioridad" a la tuberculosis en la agenda internacional.