Feijóo dice que no se pagará por no acudir a una cita médica, aunque la ley del bipartito "lo posibilita"

Actualizado 10/11/2011 16:29:46 CET
Reunión Del Consello De La Xunta
XUNTA

Sugiere que la oposición comete "fraude electoral" al hablar de copago y defiende la decisión de la Xunta de luchar "contra el turismo sanitario"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha garantizado este jueves que no se cobrará "en ningún caso" a pacientes gallegos que no acudan a una consulta médica programada previamente, si bien ha matizado que la ley de salud aprobada por el bipartito --que ha llevado a la Xunta a desarrollar una instrucción que abre la puerta a sanciones por "uso indebido" de la sanidad-- "lo posibilita".

Tras las críticas realizadas por los grupos de la oposición, que han acusado a la Xunta de abrir la puerta al copago sanitario, Feijóo ha advertido de que "no se puede cobrar nada que no esté tipificado" y ha sugerido que la oposición comete "fraude electoral" al hablar de copago. "Comprendo que estamos en campaña electoral y que casi todo es posible, pero debería haber límites", ha advertido.

Al término del Consello de la Xunta, ha proclamado que la política "del miedo" no conduce "a ningún lado" y ha dado lectura textual a un apartado de la ley de salud aprobada en la pasada legislatura para añadir que habrá una orden que la desarrolle y que estipule las sanciones para evitar actuaciones de "fraude" en la sanidad pública.

"Será voluntad del Gobierno desarrollarla en un sentido en otro", ha remarcado Feijóo, para ratificar que "en ningún caso" se plantea cobrar a los pacientes que no acudan a una consulta médica programada previamente, aunque la norma impulsada en la pasada legislatura, ha recalcado, permitiría esta opción.

A renglón seguido, ha subrayado que lo que sí hará la Xunta es "luchar" contra actuaciones de "fraude" en la sanidad pública, como las de usuarios que utilizan tarjetas de pensionistas para no pagar los medicamentos, o contra el que cometen, ha advertido, mutuas que cubren, por ejemplo, accidentes de tráfico.

De hecho, ha considerado "sorprendente" que partidos políticos "de la izquierda", en velada referencia a PSdeG y BNG, estén "en contra" de que se vigile el fraude sanitario y ha lamentado que haya quien recurra "al miedo" para intentar "conseguir un puñado de votos" ante la proximidad de una cita con las urnas.

"TURISMO SANITARIO"

En la misma línea, el presidente ha señalado que la medida de exigir a los inmigrantes que lleven seis meses empadronados para acceder a servicios sanitarios deriva de una directiva europea y ha defendido la necesidad e luchar contra el "turismo sanitario", en referencia a ciudadanos de otros países que se desplazan aquí para operarse.

"Lo que hacemos es trasladar una normativa que lucha contra el fraude sanitario", ha defendido y, preguntado por las dudas judiciales del Ministerio de Sanidad al respecto, ha añadido que las "capacidades jurídicas" de su titular, Leire Pajín, quedaron "acreditadas" con su decisión de recurrir el catálogo priorizado de fármacos ante el Tribunal Constitucional (TC) y la resolución favorable para la Xunta.

Del mismo modo, se ha hecho eco de un acuerdo normativo cerrado en Euskadi --gobernada por PSOE y PP--, que entrará en vigor el próximo 1 de enero y según el cual, ha señalado Feijóo, será necesario llevar empadronado tres años en la comunidad para poder disfrutar de las prestaciones sociales que ofrece la autonomía.

"En País Vasco el PSOE considera eso de progreso y aquí luchar contra el turismo sanitario le parece sancionable", ha contrapuesto el máximo mandatario autonómico.

17.000 MILLONES DE DEUDA

Por último, el máximo mandatario autonómico ha advertido de que, en cualquier caso, "el problema" que existe en la sanidad española es que, cuando se cierre el ejercicio de 2011, se deberán "más de 17.000 millones de euros".

"Esa es la herencia y ahora habrá que gestionarla", ha zanjado Núñez Feijóo, en referencia al futuro Gobierno estatal que saldrá de las urnas el próximo 20 de noviembre.