La Fundación Jiménez Díaz crea una consulta para gestantes con enfermedades autoinmunes

Actualizado 07/10/2014 2:01:04 CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Jiménez Díaz, de IDCsalud, ha puesto en marcha una consulta para gestantes con enfermedades autoinmunes, una iniciativa que, según ha informado el reumatólogo de la Fundación Jiménez Díaz, Juan Antonio Martínez López, busca una mejor atención y tratamiento de las pacientes que tienen un embarazo de alto riesgo.

Se trata de un proyecto multidisciplinar formado por especialistas de Reumatología, Ginecología, Hematología, Pediatría y Digestivo. "El trabajo en equipo es la clave del éxito para maximizar los resultados de este tipo de embarazo y minimizar los riesgos tanto para las mujeres como para los neonatos", ha comentado el jefe del servicio de Reumatología de la Fundación Jiménez Díaz, Gabriel Herrero-Beaumont.

La iniciativa nace de la necesidad de reducir los problemas en los embarazos de alto riesgo de pacientes con enfermedades autoinmunes o reumatológicas inflamatorias como, por ejemplo, la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico.

Y es que, según ha explicado el coordinador del proyecto, normalmente a esas pacientes se les atiende en Ginecología y de forma independiente en Reumatología, por lo que es necesario crear una agenda específica con el fin de establecer un control conjunto de la paciente.

En concreto, el proceso que se sigue en estos casos se inicia con la detección del embarazo de alto riesgo y, a partir de ahí, la paciente es derivada a Reumatología o a Ginecología, donde realizará visitas mensuales hasta la semana 28, momento en el cual los controles comenzarán a realizarse cada dos semanas e, incluso, cada menos tiempo si se estima conveniente. En esas visitas se controlará la enfermedad mediante análisis clínicos y otras pruebas diagnósticas.

El aumento del control de la evolución de las pacientes redunda en una reducción del riesgo en el embarazo y de la posibilidad de sufrir un aborto. "La monitorización se extiende más allá del parto, ya que hay que vigilar la lactancia de estas mujeres y el desarrollo posterior de los neonatos, dando una gran importancia a la estrategia de vacunación del niño cuya madre haya estado expuesta a fármacos inmunosupresores", ha aseverado Martínez López.

Desde octubre se han realizado más de 40 consultas de este tipo, con un alto grado de satisfacción de las pacientes. Para el futuro, además de mejorar la atención en el embarazo, se espera que la iniciativa sirva para crear líneas de investigación en este campo.