Publicado 29/06/2022 18:03

Fundación IDIS critica la reforma del Real Decreto 1093/2010 por no contar con los centros privados

Archivo - El presidente de Fundación IDIS, Juan Abarca, durante su intervención en 'Wake Up, Spain!'
Archivo - El presidente de Fundación IDIS, Juan Abarca, durante su intervención en 'Wake Up, Spain!' - FUNDACIÓN IDIS - Archivo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), entidad constituida por la mayoría de las empresas sanitarias de titularidad privada de España, ha criticado que la reforma del Real Decreto 1093/2010, por el que se aprueba el conjunto mínimo de datos de los informes clínicos en el Sistema Nacional de Salud, no tiene en cuenta la directiva europea que se refiere a la integración de los datos públicos y privados.

A través de un comunicado, Fundación IDIS pide al Gobierno que "abandone este tipo de actitudes o prácticas discriminatorias frente al sector privado, con las que buscan limitar su valor, por una simple cuestión de satisfacción ideológica".

"La población, además de estar a favor de una integración entre sistemas, acusa ya cierto cansancio por el ataque sistémico a un sector, que hoy es propietario del 40 por ciento de los recursos en sanidad y es motor de innovación, calidad y empleo", argumentan.

Igualmente, lamentan que no ha sido recabada la opinión de los operadores del sector sanitario privado, del que son usuarios de forma voluntaria casi 10 millones de españoles. "A pesar de que en el proceso de consulta se indica que se recabará la opinión de las organizaciones más representativas potencialmente afectadas, la realidad es que no se ha producido ese acercamiento al sector sanitario privado", explican.

Por ello, consideran que el Gobierno "pretende hacer una reforma sin tener en cuenta al sector sanitario privado, lo cual va en contra del espíritu y de la directiva europea".

"España es el único país europeo en el que existe una estigmatización del sector sanitario privado, al cual, una vez más, no se le tiene en cuenta. En el resto de países la asistencia privada está integrada sin ningún tipo de discriminación de los pacientes-usuarios que, como se ha señalado, en España son cerca de 10 millones que contratan voluntariamente un seguro privado de salud", denuncian al respecto.

De la misma forma, aseguran que la interoperabilidad del sistema sanitario "nunca será real si en su desarrollo no se integran todos los datos, públicos y privados". "Por eso, más allá del establecimiento de acuerdos de colaboración que permitan la sostenibilidad del sistema público y que faciliten la accesibilidad a la sanidad, es fundamental normalizar el hecho de que la sanidad de titularidad privada es parte del sistema sanitario, tal como la utilizan de forma efectiva los españoles", agregan.