Publicado 06/11/2020 12:06CET

La FSS-CCOO denuncia que se haya pasado de los aplausos a los sanitarios a la precarización de sus condiciones laborales

Una profesional sanitaria sostiene un cartel en el que se lee '¿Dónde están ahora los aplausos?' sentada en el suelo de la Calle de Balmes con Gran Via de les Corts Catalanes en una nueva concentración de Médicos Internos Residentes (MIR) en Barcelona, Ca
Una profesional sanitaria sostiene un cartel en el que se lee '¿Dónde están ahora los aplausos?' sentada en el suelo de la Calle de Balmes con Gran Via de les Corts Catalanes en una nueva concentración de Médicos Internos Residentes (MIR) en Barcelona, Ca - David Zorrakino - Europa Press

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) ha denunciado que haya pasado de los aplausos a los profesionales sanitarios, por su labor en la pandemia contra el Covid-19, a la precarización de sus condiciones laborales.

"De los reconocimientos merecidos de la sociedad, se ha pasado a dinamitar los derechos laborales del conjunto de profesionales que trabajan en el sector sanitario por parte del Gobierno y algunas comunidades autónomas", ha dicho el sindicato.

Así, ha recordado que el Gobierno aprobó un Real Decreto Ley 29/2020, en el que se regulaba la movilidad geográfica y la movilidad funcional para el personal que trabaja en centros sanitarios. Para CCOO estas medidas se deben negociar con las organizaciones sindicales más representativas y "no deteriorar aún más" las condiciones laborales del personal sanitario.

Y es que, prosigue, pueden provocar un aumento en el absentismo motivado por el estrés, las excesivas cargas de trabajo, y por posibles secuelas psicológicas, motivando que muchos profesionales que están en las bolsas de trabajo renuncien a los contratos.

"El Real Decreto Ley 29/2020, en el que se regulaba la movilidad geográfica y la movilidad funcional, para el personal que trabaja en centros sanitarios, se aprobó sin ni siquiera informar a las organizaciones sindicales con representación en el Ámbito de Negociación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y ante el que CCOO elevó queja al Defensor del Pueblo, del que aún no tenemos respuesta", han dicho desde el sindicato.

Actualmente, tal y como ha recordado, hay comunidades que están regulando normativas en su desarrollo que van más allá de lo recogido en el Real Decreto Ley 29/2020, porque amplían las medidas a la suspensión de permisos, licencias y vacaciones.

Es el caso de Aragón que ya lo publicó en el Boletín Oficial de Aragón sin negociación con las organizaciones sindicales. Castilla y León quiere aprobar estas medidas aún con el rechazo de todas las organizaciones sindicales; en Navarra se amplió la medida que ya se tomó en la primera ola de la pandemia; en Madrid se pretende abrir un nuevo hospital de emergencias, donde no tienen contemplado la contratación de nuevos profesionales, por lo que es de suponer que se aplicarán las medidas de movilidad geográfica al personal; y en Galicia y Canarias tienen pendiente ver este tema en sus respectivas Mesas Sectoriales.

"Pocas Comunidades han apostado por aumentar el volumen de contratos: Extremadura, Castilla la Mancha y Murcia", ha dicho la organización sindical, para señalar que estas medidas se deben hacer mediante la negociación con las organizaciones sindicales más representativas, hecho que, tal y como ha criticado, "no ha tenido lugar".

Asimismo, para este sindicato estas medidas pueden provocar el "efecto adverso", ya que "deteriorar aún más las condiciones laborales del personal sanitario" puede provocar un "aumento en el absentismo" motivados por el estrés, las excesivas cargas de trabajo, y por posibles secuelas psicológicas. De hecho, ha advertido de que muchos profesionales que están en las bolsas de trabajo están "renunciando" a los contratos.

Por todo ello, ha instado a las administraciones a que con carácter "urgente" se incremente la contratación de profesionales y, en caso de que no existan profesionales de alguna categoría profesional, proponer medidas de incentivación y no punitivas que, sin duda, tendrán una mejor acogida entre los y las profesionales. "Con ello, se podrá garantizar mejor la atención a la población y no someter a tanta tensión al personal sanitario", ha zanjado.

Contador