Financiar las terapias contra el tabaco en pacientes con EPOC ahorraría 4 millones al SNS

Actualizado 23/02/2016 13:33:03 CET
WAVEBREAKMEDIA LTD

   MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Sistema Nacional de Salud (SNS) podría ahorrar, en cinco años, 4.358.000 euros si financiase los tratamientos para dejar de fumar a los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que quieren abandonar el tabaco, según se desprende del estudio 'Análisis del impacto presupuestario de la financiación de los tratamientos médicos para dejar de fumar en pacientes de EPOC', elaborado por el Programa de Integración en Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

   Teniendo en cuenta que el tabaco es el factor "más importante" de la aparición de EPOC, que esta enfermedad afecta a unos 2 millones de españoles, que el 73 por ciento de ellos desconoce que la sufre (1,5 millones), que es la tercera causa de mortalidad y que más de un 40 por ciento de los pacientes diagnosticados sigue fumando, expertos de SEPAR han destacado la importancia de que los tratamientos para dejar de fumar en estos pacientes sean financiados, como lo son las terapias para cualquier otra enfermedad crónica.

   "La única forma de conseguir más éxito en el abandono del tabaco es considerarlo como una enfermedad, para lo cual es necesario la financiación parcial del tratamiento, como así ocurre con los medicamentos de otras patologías", ha señalado la presidenta de SEPAR, Inmaculada Alfageme, durante la presentación del trabajo que ya ha sido publicado en la revista 'International Journal of COPD'.

ENFERMEDAD RESPIRATORIA QUE "MÁS IMPACTO ECONÓMICO" TIENE

   De hecho, tal y como ha puntualizado el coordinador del Año SEPAR 2015/16 de la EPOC y el Tabaco, Juan Antonio Riesco, la EPOC es la enfermedad respiratoria que más impacto económico tiene y supone la pérdida de más de 40.000 días laborales al año. Además, se calcula que el coste medio directo por paciente con EPOC se sitúa entre los 1.712 euros en los casos leves y 3.238 euros al año en los graves. Unos costes directos que se distribuyen en gastos hospitalarios (40-45%), fármacos (35-40%) y visitas y pruebas diagnósticas (15-25%).

   Ante este panorama, los investigadores, liderados por el doctor Carlos Jiménez Díaz, han analizado el impacto presupuestario que para el SNS tendría la financiación de los tratamientos del tabaquismo a estos pacientes. Para ello, comprobaron que actualmente los pacientes que dejan de fumar (1.303) financiándose sus terapias permiten que el SNS, sin hacer "ningún gasto", ahorre 3.380.000 euros cuando, si presupuesta estos tratamientos, podría ahorrar más de 4 millones de euros.

   En concreto, Jiménez Díaz ha explicado que si se financian las terapias aumentaría en un 10 por ciento la proporción de pacientes diagnosticados, en un 50 por ciento los enfermos de EPOC que quieren dejar de fumar y se aumentaría sustancialmente la eficacia de los tratamientos porque tendrían un seguimiento médico. Así, en este escenario, unos 120.000 pacientes intentaría dejar de fumar, de los que 17.700 lo conseguiría, lo que supondría un gasto para el SNS de unos 40 millones (sumando fármacos y asistencia sanitaria).

   Ahora bien, a pesar de este gasto, a los 5 años se podrían ahorrar más de 7 millones de euros, lo que supone que el SNS ahorraría unos 4 millones más que si no los financia. "Por tanto, hemos demostrado que sería coste-beneficioso tanto para el SNS como para todas los sistemas autonómicos", ha zanjado el investigador principal.