La financiación del aborto frena la reforma sanitaria de Obama

Actualizado 18/12/2009 15:16:09 CET
- Reuters

WASHINGTON, 18 Dic. (Reuters/EP) -

El legislador demócrata Ben Nelson podría frenar la reforma sanitaria en el Senado estadounidense al mostrarse contrario al compromiso acordado en la cámara sobre la financiación del aborto, al considerar que, el compromiso alcanzado que endurece la prohibición del uso de fondos federales, "no era suficiente para aplacar sus preocupaciones".

"Como está, sin mayores modificaciones, el lenguaje en lo relativo al aborto no es suficiente", señaló Nelson en un comunicado, agregando que no apoyaría a los demócratas en una serie de votos de procedimiento, a menos que se realicen cambios al proyecto de ley.

Los líderes demócratas del Senado, que trataban esta semana de aprobar el proyecto de ley antes las fiestas navideñas, han intentado agrupar los 60 votos que necesitan para sobrepasar los obstáculos de procedimiento que puedan presentar los republicanos.

Precisamente, los demócratas no tienen margen para el error en las votaciones, ya que controlan exactamente 60 votos y se enfrentan a la oposición hasta ahora unificada de los republicanos.

Nelson es el potencial voto número 60 en el plan de salud del Senado, que es la máxima prioridad legislativa doméstica del presidente estadounidense, Barack Obama, aunque varios otros demócratas siguen sin comprometerse públicamente con el plan sanitario, y algunos esperan estimaciones independientes de los costes.

El proyecto de ley del Senado extenderá la cobertura a 30 millones de estadounidenses sin seguro médico, proveerá subsidios para ayudarles a pagar su cobertura, y terminará con ciertas prácticas abusivas de la industria, como negarle la cobertura a enfermos crónicos.