Actualizado 02/12/2011 18:48 CET

Las fiestas navideñas provocan un pico de casos de alergia a frutos secos entre los niños

Mazapán
EUROPA PRESS

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Entre el 3 y 8 por ciento de los niños españoles es alérgico a algún tipo de alimento y, aunque las más frecuentes son a la leche y el huevo, con la llegada de las fiestas navideñas es la alergia a frutos secos la que provoca un mayor pico de consultas, sobre todo una vez pasadas las fiestas.

Así lo asegura la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP), Marisa Ridao, de la Unidad de Alergia del Hospital de Terrassa (Barcelona), quien advierte además de que la alergia a estos alimentos es "de las más peligrosas y persistentes".

Generalmente, y a diferencia de otras más incipientes, la alergia ha frutos secos no debuta hasta los 2 ó 3 años de vida, que es "cuando comienzan a comerse estos alimentos", reconoce esta experta a Europa Press.

Sin embargo, los síntomas son más agresivos ya que, además de urticaria, angioedema, asma, rinitis, conjuntivitis, síntomas digestivos, también puede causar reacciones de anafilaxia que "pueden llegar a ser fatales si no se actúa a tiempo".

Al igual que otras alergias a alimentos, su origen no está todavía claro y se cree que puede ser multifactorial, condicionado sobre todo por un cambio en los hábitos alimenticios. "Ahora tomamos alimentos con más productos aditivos, están manipulados; en general el mundo occidental favorece que el cuerpo reaccione", admite Ridao.

Por ello, y dado que la incidencia de estas alergias ha aumentado en los últimos años, esta experta anima a los padres a iniciar progresivamente a sus hijos en el consumo de frutos secos "uno a uno por separado, sin mezclar". De este modo, recuerda, podrán saber cuál es el que da problemas en caso de alergia.

"Esta recomendación debe seguirse sobre todo con aquellos niños que ya presentan una alergia alimentaria, ya que ellos tienen más riesgo de desarrollar otra", explica.

MUCHOS TURRONES Y POLVORONES TIENEN FRUTOS SECOS

Además, en el caso de los alérgicos ya diagnosticados, advierte de que es necesario estar vigilantes porque "desde las nocillas a los turrones y polvorones, en estas fiestas se consumen muchos alimentos con frutos secos o trazas".

No obstante, la doctora Ridao asegura que las alergias son particulares a un sólo alimento, de modo que "puede haber alérgicos a los cacahuetes que, sin embargo, no tengan problemas al comer pipas".

De igual modo, esta experta asegura que, en muchos casos, son alergias que pueden aparecer pero también minimizarse a cualquier edad. "Hay algunas terapias de inducción de tolerancia que consisten en, una vez diagnosticada la alergia, dar una pequeña dosis del producto hasta que lo acaben tolerando".

Según explica, es una nueva estrategia que "está funcionando muy bien", ya que "en más del 90 por ciento de los casos se consiguen evitar futuras reacciones alérgicas por el consumo de trazas".