Publicado 11/03/2020 13:13:41 +01:00CET

Feijóo "no" quiere "aplazar" las elecciones, pero señala que hay que estar pendiente de la evolución del coronavirus

Feijóo, antes de comparecer ante los medios tras el Consello de la Xunta
Feijóo, antes de comparecer ante los medios tras el Consello de la Xunta - Xunta de Galicia

Subraya que la Xunta trabaja para celebrar el 5A, aunque llegado el momento la salud pública está "antes de cualquier proceso electoral"

FERROL, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta y candidato del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que su Ejecutivo "no" quiere "aplazar" las elecciones autonómicas y trabaja para que se celebren el 5 de abril, aunque ha remarcado que habrá que ver cómo evoluciona la crisis del coronavirus en las próximas semanas y qué recomiendan las autoridades sanitarias.

"Desde la rueda de prensa de ayer, no tenemos ninguna otra información reseñable", ha trasladado Feijóo, en declaraciones a los medios, tras participar en un acto de precampaña celebrado en Ferrol. Al tiempo, ha insistido en que la incidencia del virus en Galicia es "baja", en relación al conjunto de España.

En esta coyuntura, ha apelado a atender a lo que "vayan diciendo" las autoridades sanitarias y ver cómo evoluciona el número de contagios. Con esta información, ha explicado que tocará establecer medidas que permitan "prevenir y reducir el riesgo". Según Feijóo, en ello trabaja ahora el Servizo Galego de Saúde, y también en estar "preparados" para que, "cuando se produzca el incremento", haya "medios adecuados" para dar "respuesta".

En este punto, ha subrayado que "no hay más novedades", y que el PPdeG sigue con su campaña con normalidad. "Acabamos de hacer un acto y por la tarde tengo otro en el sector primario. Y seguimos preparando las elecciones con normalidad. Lo que queremos es que se celebren el día adecuado, que es el día convocado, el 5 de abril", ha defendido.

"NO QUEREMOS APLAZAR LAS ELECCIONES"

Sí ha matizado que es ante la pregunta de qué ocurriría si empeora la situación y Galicia estuviese en un caso de "absoluta dificultad", si se pone en riesgo "la salud pública" y el "derecho a sufragio de todos los ciudadanos", cuando se plantea un nuevo escenario, el de la posibilidad de aplazar los comicios. "Si se diese ese caso, tendríamos que tener una respuesta", ha subrayado.

En todo caso, ha insistido en que la Xunta trabaja para no llegar a este extremo y "mantener las elecciones conforme a lo previsto". "Pero antes de cualquier proceso electoral está la salud de los ciudadanos", ha esgrimido el presidente gallego.

Y es que, a su modo de ver, cualquier responsable de un servicio de salud y cualquier presidente de una comunidad "con competencias sanitarias" tiene que enviar este mensaje a la población: "que lo primero es la salud pública y que el resto es secundario".

"En este momento en Galicia podemos celebrar elecciones mañana mismo, o pasado, o el otro. ¿Qué va a ocurrir dentro de cuatro o cinco semanas? Lo iremos viendo a medida que vayamos teniendo más información de las autoridades sanitarias, pero insisto en que nosotros estamos trabajando en el ámbito electoral con normalidad", ha dicho Feijóo.

El presidente ha remarcado que se han adoptado medidas de control, como evitar concentraciones de más de 1.000 ciudadanos en un único recinto. "Ahora salimos de un acto de 500 personas y hemos desactivo otro de 4.500 previsto para este sábado. Vamos a seguir trabajando. Queremos elecciones en plazo, no queremos aplazar las elecciones, pero es evidente que las autoridades sanitarias nos irán diciendo qué es lo mejor, sabiendo que no hay antecedentes en España y que la normativa no prevé esos supuestos", ha apelado.

AÚN NO HA HABLADO CON URKULLU

"Trabajamos con el horizonte de que se celebren las elecciones cuando estaban convocadas. En el caso de que las próximas semanas haya situaciones de preocupación adicional o extrema, lo iremos viendo. Lo importante es la salud pública y que Galicia siga con porcentajes (de afección) por debajo de la media. No sé si lo mantendremos mucho o no, de momento en Galicia estamos con una situación un poco mejor, pero nadie puede garantizar la evolución de los contagios", ha dicho.

Feijóo, quien ha asegurado que aún no ha hablado con el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, en cuya Comunidad también hay elecciones el 5 de abril y padece una mayor prevalencia del virus, ha insistido en que en Galicia "se trabaja con normalidad", a la expectativa de la evolución.

Ha señalado que los franceses tienen elecciones municipales este fin de semana y "las van a celebrar", lo que considera "un buen indicador". A partir de ahí, ha apelado a la "prevención" y a la "precaución".

Contador