Publicado 11/02/2021 17:00CET

Feijóo cree que el fallo sobre la hostelería en Euskadi muestra que existe "un problema de seguridad jurídica"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en rueda de prensa
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en rueda de prensa - DAVID CABEZÓN / XUNTA

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, considera que el fallo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que anula el cierre de la hostelería decretado por el Gobierno de Euskadi refleja que exite "un problema de seguridad jurídica" para los ejecutivos autonómicos a la hora de adoptar medidas para la gestión de la pandemia.

"Hay un problema de seguridad jurídica que está impactando en muchas de las decisiones que las autoridades en salud pública tenemos que adoptar", ha señalado el mandatario gallego, que ha incidido en que "cerrar actividades no es un capricho" de los gobernantes que, dice, están a merced de sentencias judiciales sobre las restricciones "que muchas veces son contradictorias".

Tras mostrar su respeto "como demócrata" a las decisiones judiciales "aunque no las comparta" y señalar que "habría tomado la misma decisión" que su homólogo vasco, Íñigo Urkullu; Núñez Feijóo ha indicado que este fallo del Superior vasco refleja que la "seguridad jurídica" para los gobiernos en materia de medidas de salud pública es "difusa" e "insuficiente", por lo que ha vuelto a demandar la elaboración de un marco legislativo a nivel estatal que ampare la adopción de restricciones.

"Desde Galicia pedimos desde hace meses una ley para gestionar la pandemia", ha remarcado Núñez Feijóo antes de expresar que "es muy difícil" hacer frente a una crisis sanitaria como la actual sin contar "con todas las competencias para ello" y sin "instrumentos legales adecuados".

La demanda de un marco normativo expreso sobre la pandemia lo ha llevado a pronunciarse sobre el caso de una usuaria de una residencia pública (dependiente de la Diputación de Lugo) de Ribadeo (Lugo) que no recibió la segunda dosis de la vacuna por negativa expresa de uno de sus familiares.

"Tenemos que acudir a un juez para solicitar la vacunación de esta persona porque entendemos que es necesario para proteger su vida, la seguridad de las personas que la cuidan, y la del conjunto de la sociedad", ha comentado el presidente autonómico sobre este caso.