FEFE aplaude el análisis del CES que destaca los "innumerables" defectos del Proyecto de Orden de Precios de Referencia

Actualizado 30/04/2013 18:44:13 CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) ha aplaudido el informe realizado por el Consejo Económico y Social (CES) que destaca los "innumerables" defectos que contiene el Proyecto de Orden de Precios de Referencia para 2013 y que, probablemente, se publicará antes de verano.

En concreto, CES señala que el proyecto introduce una serie de "importantes" cambios en el sistema de precios de referencia que suponen, "en buena medida", una "ruptura" con las principales características del mismo. En este sentido, FEFE ha criticado que se estén sometiendo a su dictamen normas de inferior rango y que, por el contrario, no se le consulte ante "importantes cambios y reformas" de la Sanidad.

Asimismo, el Consejo destaca la necesidad de realizar una mayor ponderación del factor de salud en la reformulación de la política de precios que propone el proyecto. Una reflexión compartida por FEFE al igual que la que señala que la Memoria que acompaña al Proyecto no contempla en todas sus dimensiones el impacto económico de la medida o si el ahorro previsto por la modificación de los precios de referencia se ha calculado sobre la pase del precio del venta al público (PVP) más IVA o del precio de venta del laboratorio (PVL) o precio industrial de estos.

"El que se hayan expresado en la Orden los precios de referencia a PVL es una anomalía que pone de manifiesto el CES, lo mismo que la imposibilidad de seguir los razonamientos para determinar el coste/tratamiento/día", ha señalado la Federación.

Del mismo modo, el documento realizado por el CES, y apoyado por FEFE, critica que en el Proyecto no se describa "con claridad" el impacto económico sobre los principales sectores y agentes afectados: la industria, la distribución, las oficinas de farmacia ni el impacto en los ciudadanos y usuarios del Sistema Nacional de Salud no sólo en términos de ahorro económico, sino de calidad de la atención farmacéutica.

Además, considera irrazonable que el farmacéutico, en el supuesto en el que la prescripción se realice por denominación comercial, esté obligado, en caso de igualdad de precios, a sustituir necesariamente el medicamento de marca por el medicamento genérico, pudiendo en este caso abrirse la sustitución a otras opciones de marca que no superen el referido precio.

"Esta constituye también una demanda histórica de todo el sector. No hay ninguna razón para que el farmacéutico pueda sustituir por un medicamento de marca a igualdad de precio si el paciente lo desea", ha comentado FEFE.

El CES considera también que la inexistencia de umbral mínimo podría dar lugar a algunos "riesgos indeseables", tanto desde el punto de vista económico como terapéutico, como la posible retirada del mercado de algunos medicamentos por falta de rentabilidad o el consiguiente deslizamiento de las prescripciones hacia otros medicamentos de precio superior. Además, estima que debería admitirse la posibilidad de diferenciar medicamentos dentro de los conjuntos en atención a sus distintas formas farmacéuticas.

"Está claro que la aplicación ciega de los criterios, utilizando además medios informáticos produce errores, que deberían ser evitados con una aplicación más racional de la norma", ha apostillado la Federación, para mostrar también su apoyo al CES cuando asegura que tomar como base de cálculo el precio de venta de laboratorio "no se corresponde" con el precio máximo a satisfacer por las administraciones públicas en concepto de dispensaciones realizadas en las oficinas de farmacia.

Por último, FEFE ha advertido de que "llama la atención" que la Memoria del Proyecto afirme que no se pueda realizar una estimación de los impactos de la norma en el ámbito hospitalario por no disponer de información del conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS).