La Federación Mundial de la Obesidad insta a regular la publicidad de comida 'basura' dirigida a niños

Hamburguesa, comida basura, comida rápida, grasa
PIXABAY - Archivo
Publicado 14/12/2018 10:34:51CET

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un informe de la Federación Mundial de la Obesidad ha pedido regular los anuncios sobre comida 'basura' dirigidos a niños en videojuegos 'on line', aplicaciones, redes sociales y otras plataformas digitales en Europa porque "están alimentando la crisis de obesidad".

"Las poderosas técnicas que rastrean el comportamiento 'on line' de los niños, incluyendo su historial de búsqueda, localicación, preferencias y emociones, se usan por los anunciantes para persuadirlos a comprar comida y bebida alta en grasa, azúcar y sal", ha indicado la Federación Mundial de la Obesidad.

"También los niños que juegan a las videoconsolas, donde los anunciantes pueden identificar cuando están emotivos o vulnerables, como cuando necesitan pasar al siguiente nivel, para presentarles anuncios en el momento correcto", ha agregado la institución.

"Los niños están particularmente expuestos a los efectos de la comida y a este marketing y pueden ser atrapados en momentos en los que son vulnerables, explotando sus emociones. Es la hora de que los gobiernos desarrollen regulaciones para salvaguardar a los niños del poder sin restringir de la poderosa publicidad de la comida 'basura'", ha reivindicado la directora de políticas de la Federación, Hannah Brinsden.

La comercialización de este tipo de alimentos "está desproporcionalmente sesgada" en comparación con los alimentos saludables. De hecho, la Federación Mundial de la Obesidad indica que los presupuestos de publicidad y marketing también empequeñecen los de las campañas gubernamentales de alimentación saludable.

RECOMENDACIONES

En este contexto, el informe hace una serie de recomendaciones dirigidas a los responsables políticos de la Unión Europea. En primer lugar, recomiendan regular todas las formas de marketing digital dirigidas a adolescentes, "que son más propensos a establecer conexiones emocionales vulnerables".

La Federación Mundial de la Obesidad también aconseja identificar qué alimentos y bebidas de alto contenido en grasa, azúcar y sal tienen que estar sujetos a regulaciones mediante un perfil de nutrientes "transparente y consistente". Asimismo, pide trabajar de forma conjunta, más allá de fronteras nacionales, para reducir el impacto de las técnicas de marketing transfronterizo.

De la misma manera, recomienda adoptar regulaciones legalmente vinculantes en oposición a la autorregulación que distorsiona el mercado actual, al mismo tiempo que reivindica un enfoque "primordial" en los niños que ponga sus intereses en la vanguardia de la formulación política.

El informe incluye hallazgos que identifican tres tipos de regulaciones relacionadas con la publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a los niños: regulaciones legales, directrices gubernamentales no legales y la autorregulación muy favorecida.

España se cita como un ejemplo donde la autorregulación no ha logrado reducir sustancialmente el alto volumen y el impacto significativo de la comercialización de alimentos y bebidas en los niños.

"De los 53 países europeos, sólo unos pocos han dado pasos para limitar el marketing de la comida 'basura', ocho años después de que las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud se publicaran. De estos, pocos han regulado y aún menos abordado el marketing digital", ha dicho Brinsden.

La experta ha añadido que "mientras tanto, la evidencia muestra que la introducción de restricciones reduciría la compra y la ingesta de alimentos altos en grasa, azúcar y sal y, por lo tanto, contribuiría a reducir el índice de masa corporal y el ahorro de millones".