Publicado 01/09/2021 14:59CET

Los farmacéuticos reivindican su labor durante la pandemia y piden más herramientas para aumentar su participación

Archivo - Un farmacéutico enseña un test de antígenos de detección del COVID-19 en la farmacia situada en la Calle Tucán, 7, a 20 de julio de 2021, en Madrid (España).
Archivo - Un farmacéutico enseña un test de antígenos de detección del COVID-19 en la farmacia situada en la Calle Tucán, 7, a 20 de julio de 2021, en Madrid (España). - Óscar Cañas - Europa Press - Archivo

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) considera la realización de test de detección de SARS-CoV-2 en farmacias como una nueva oportunidad para aprovechar el "potencial asistencial" de las farmacias en la lucha contra la pandemia, por lo que reclama la creación de circuitos asistenciales bidireccionales para la comunicación de los resultados y promover la participación activa de los estos profesionales dentro de programas de detección protocolizados.

Para que este circuito sea efectivo, SEFAC recomienda aplicar una serie de criterios. En primer lugar, en cuanto a la farmacia comunitaria, recomienda seguir un Procedimiento Normalizado de Trabajo;
realizar una Formación específica para actualizar los conocimientos (por ejemplo, un curso Detección del SARS-COV-2 en farmacia comunitaria de SEFAC); disponer de una Zona de Atención Personalizada con ventilación (natural o forzada); seguir las medidas de protección y prevención del contagio: equipos de protección individual, limpieza, desinfección y eliminación de residuos biológicos; registrar la realización del test y emisión del informe; y, por último, informar al usuario de la posibilidad de realizar y/o asistir en la realización del test en caso de solicitud.

En cuanto a la administración sanitaria, aboga por incluir a la farmacia comunitaria y los farmacéuticos comunitarios como recursos sanitarios del Sistema Nacional de Salud; crear un circuito asistencial bidireccional y de comunicación de resultados entre farmacia comunitaria y el centro de salud; autorizar la emisión del certificado COVID-19 digital de la Unión Europea (UE) en caso de resultado negativo de test realizado por farmacéutico autorizado; y conveniar con los colegios oficiales de farmacéuticos la realización de test frente a la COVID-19 en las farmacias a determinados grupos de riesgo de la población.

REALIZACIÓN DE LOS TEST POR FARMACÉUTICOS

Respecto a la capacidad del farmacéutico para realizar íntegramente el test de autodiagnóstico de COVID-19, SEFAC considera que, dado que es un producto sanitario de autocuidado, nada impide al farmacéutico realizarlo por completo, "pese a que varias comunidades autónomas no terminan de aclarar esta circunstancia".

"Es significativo el apoyo a este posicionamiento por parte del departamento de Salud del Gobierno de Navarra que, según circular del 20 de agosto de 2021 del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra, dice expresamente que la participación activa en la realización de la prueba diagnóstica por parte del profesional farmacéutico no presenta ningún problema de seguridad jurídica, ya que la prueba diagnóstica tiene la consideración de autotest; es decir, cualquier persona puede participar en la realización de esa prueba, máxime un profesional sanitario cualificado como es el farmacéutico", ha añadido SEFAC.

EMISIÓN DEL CERTIFICADO COVID EN FARMACIAS

Por otra parte, en estas fechas la comunidad autónoma de Aragón ya emite certificados COVID digitales de la UE a través de las farmacias. Cataluña lo hace parcialmente a determinados grupos de riesgo, y Galicia y Región de Murcia emiten informes oficiales autonómicos, pero no europeos, que 'a priori' solo tienen validez dentro de la propia CCAA.

"El resto de comunidades autónomas no emite certificados de ningún tipo", lamentan desde SEFAC, para destacar la situación en Madrid. "Fue la primera comunidad en introducir un programa de detección de SARS-COV-2 en febrero del 2021, con comunicación de los resultados a los médicos de atención primaria, paralizándolo posteriormente y sin que lo haya vuelto a activar, aun habiendo obtenido resultados satisfactorios durante los meses que estuvo activo el programa".

Toda esta situación, subrayan desde SEFAC, contrasta con la generalizada en Europa, donde la mayoría de países emiten certificados COVID digitales de la UE a través de las farmacias comunitarias desde hace meses.

Con esta colaboración, se amplía de forma determinante el número de puntos de detección de Covid-19, sobre todo entre población asintomática, que es la que puede contagiar inadvertidamente, además de abaratar considerablemente el coste de realización de estos test con respecto a otras opciones disponibles hasta la fecha y contribuir a disminuir la carga asistencial que tienen actualmente los centros de salud.

"Desde SEFAC consideramos que es imprescindible que se lleven a cabo estos mecanismos de coordinación para mejorar el rastreo y detección de COVID-19, por lo que animamos a las autoridades sanitarias a llevarlos a cabo, y nos ponemos a disposición de las Consejerías de Sanidad y Bienestar social, los Colegios Oficiales de Farmacéuticos y Ayuntamientos para su implementación", aseguran desde la sociedad científica.

Del mismo modo, SEFAC ofrece sus contenidos formativos en esta materia, así como el módulo de registro de casos Covid-19 de su plataforma de gestión de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales 'SEFAC eXPERT', que puede conectar con las páginas web oficiales de las autoridades sanitarias que lo permiten.

Contador