Actualizado 03/01/2011 12:09 CET

FAES presentará en primavera un informe con políticas para el uso racional de los medicamentos

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) presentará esta primavera un informe con políticas para impulsar el uso racional de los medicamentos, dado que el elevado gasto farmacéutico está lastrando las cuentas de las comunidades autónomas, según han informado a Europa Press fuentes de FAES.

Este documento fue encargado por Mariano Rajoy en la reunión que el Patronato de la Fundación celebró hace un par de semanas con presencia del ex presidente José María Aznar, quien acudió a la cita con otros dos informes --uno sobre racionalización del gasto público y otro sobre el modelo energético-- que le había demandado el presidente del PP.

La última petición de Rajoy, a instancias de la coordinadora de Política Social del Partido Popular, Ana Pastor, es un informe sobre una reforma del sistema sanitario y, en particular, sobre el gasto farmacéutico.

El primer partido de la oposición ha podido constatar, a través de sus consejeros autonómicos, que el gasto en fármacos está "disparado" y que constituye una de las principales partidas de gasto en Sanidad, un crecimiento muy elevado que está "lastrando las cuentas de las autonomías", indican las fuentes consultadas.

En este contexto, la dirección nacional del PP considera que hay que analizar en "profundidad" el problema del gasto farmacéutico y promover políticas de uso racional de los medicamentos. Por eso, la fundación de Aznar trabajará en esa propuesta estos meses, con el objetivo de que esté listo antes de junio.

EN ENERO, OTRO INFORME SOBRE POLÍTICA ENERGÉTICA.

La Fundación FAES también publicará en enero un informe sobre el sistema energético español --que ya está en manos de Rajoy-- en el que hace una apuesta clara por la energía nuclear, como están haciendo muchos países europeos.

Además, propone revisar la política de subvenciones a las energías renovables y al carbón nacional; fomentar la competencia en el mercado eléctrico español; y mejorar la política de competencia en la distribución de hidrocarburos.