Publicado 30/06/2022 10:08

La FADSP rechaza la "compra de médicos" a terceros países y critica la "improvisación" del Ministerio de Sanidad

Archivo - Marciano Sánchez (Fadsp)
Archivo - Marciano Sánchez (Fadsp) - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha rechazado la "compra de médicos" a terceros países y critica la "improvisación y falta de planificación estratégica" del Ministerio de Sanidad.

La organización se ha pronunciado así tras la presentación por parte de la ministra Carolina Darias del 'Modelo de Simulación de Médicos Especialistas en España 2021-2035' que pronostica que para 2035 "harán falta menos pediatras y más especialistas en enfermedades crónicas".

El trabajo estudio refleja la situación de la profesión médica en España y destaca que en junio de 2021 había 136.344 médicos trabajando en el Sistema Nacional de Salud (SNS). El 31 por ciento de ellos están adscritos a Atención Primaria (42.114 médicos) y el 59,5 por ciento a Especializada (81.112) y un 9,5 por ciento a otras especialidades o tareas (13.118 médicos), de los que el 80 por ciento trabaja en urgencias y emergencias, ya sea en hospitales o en centros de atención primaria.

También destaca que España es el quinto país de la UE, empatado con Alemania, y solo por debajo de Grecia (6,2), Austria (5,3), Portugal (5,3) y Noruega (5,0). Y por encima de países del entorno como Francia, Italia o Reino Unido. Además, explica que el número de médicos en el SNS se redujo un 1,77 por ciento entre 2018 y 2021, con la paradoja de que se produjo un descenso del 2,14 por ciento en Atención Primaria y un incremento de casi el 6 por ciento en Atención Especializada. Desde 2007, el número total de médicos en la red pública ha aumentado un 33 por ciento, sin embargo.

"La solución es mejorar las condiciones de trabajo de los médicos de familia y de los demás trabajadores en los centros de salud", ha recalcado la organización sindical. Por ello, ha abogado por mejorar la organización, condiciones y prestigio de la Atención Primaria, "sin perder un ápice de su finalidad, y que debiera ser la resolutiva en el 80 por ciento del proceso asistencial", e incrementar el número de plazas MIR y hacer que la adjudicación de las mismas se haga con carácter distributivo y no selectivo.